access_time 01:21
|
19 de marzo de 2007
|
|

EDUCACIÓN ESTATAL: CIERRE DE SECCIONES Y TURNOS

Ante el avance sin pausa de la Dirección General de Escuelas (DGE) cerrando secciones y turnos en todos los niveles en diferentes escuelas de su dependencia, los padres queremos expresar nuestra opinión al respecto. Es una actitud que no puede entenderse de otra manera más que de puro ahorro presupuestario

    Ante el avance sin pausa de la Dirección General de Escuelas (DGE) cerrando secciones y turnos en todos los niveles en diferentes escuelas de su dependencia, los padres queremos expresar nuestra opinión al respecto. Es una actitud que no puede entenderse de otra manera más que de puro ahorro presupuestario.

    La DGE está cerrando divisiones en los niveles primario y secundario, amontonando a los alumnos con la consiguiente pérdida de la ya menguada calidad educativa. Si bien estos cierres son perjudiciales en cualquier escuela, mucho más grave es el daño que producen en aquellas instituciones cuya población es vulnerable. Estamos hablando de escuelas a las que asisten niños cuyas familias enfrentan serios problemas, tanto económicos como afectivos.

    Son las que la DGE señala como urbano-marginales. En estos colegios, los esfuerzos para dar una buena educación deben redoblarse en todos los aspectos, porque la condición de su población escolar lo justifica, tratando, de esa manera, de cumplir con la igualdad de oportunidades que señala la Constitución.

    El apoyo que estos niños necesitan va desde lo elemental, como la alimentación, hasta la contención psicológica, pasando por lo académico, con una enseñanza que debe ser lo más personalizada posible. Esto último no podrá cumplirse si los niños son amontonados. Es indispensable que estos chicos reciban una muy buena formación, tanto en el nivel primario como en el secundario, para que tengan la posibilidad de conseguir un trabajo que les permita vivir dignamente y/o cursar alguna carrera de nivel superior.

    De no ser así, al carecer de una buena formación y preparación, estarían siendo empujados a sobrevivir de cualquier manera, con todo lo que eso significa. Con estos cierres, pareciera que la DGE continúa con la política economicista neoliberal de los 90, por lo que, desde el Movimiento de Padres por la Educación Pública Estatal, instamos al Gobierno de la provincia a pensar en la educación como una inversión y no como un gasto. Por cada peso invertido en educación, podrán ahorrarse muchos pesos malgastados en pretender combatir la inseguridad.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.