access_time 07:44
|
19 de enero de 2022
|
|

Un mal negocio del que nadie puede salvarse

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1525801795986fmi.jpg

Y si no hay acuerdo, ¿qué? La incertidumbre gana los espacios de toma de decisiones frente a la posibilidad concreta de que no se llegue a un arreglo con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar la deuda que el país mantiene con ese organismo. De hecho, una carta publicada por la vicepresidenta tiene un mensaje encriptado que apunta a eso. A eso y a generar una grieta cada vez más profunda en la sociedad argentina, desligándose de todo tipo de responsabilidad de la crisis por la que atraviesa el país. Es, una vez más, un mensaje para el grupo de acólitos dispuestos a aplaudir lo que sea.

En el mundo real, el día a día de los argentinos, las dudas pasan por otro lado. Existe el temor claro de no saber qué ocurrirá si ese convenio no se firma. O, en todo caso, cuál es el plan de contingencia. El problema es que, si no hay plan A, mucho menos habrá una segunda opción. Con ese panorama, el futuro del país parece ser el pozo de un juego de azar. Ganarán unos pocos, como de costumbre, y siempre serán los mismos. No hay ninguna duda de eso. Pero esta vez hay mucho más en disputa. La degradación cultural y social llegará, incluso, a quienes creen pertenecer a una casta compuesta, sobre todo, por políticos, sindicalistas y apenas un puñado de empresarios.

Los efectos del descontrol económico y financiero se traducirán en mayor desempleo, más pobreza y mucha inseguridad. Y ahí no habrá dónde esconderse. Ni siquiera podrán hacerlo los que hoy ganan a costa de todo eso.

Es un negocio que tarde o temprano perjudica a todos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.