access_time 07:14
|
27 de abril de 2021
|
|
Editorial

Tirar de la cuerda hasta el punto de no retorno

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1602609174457coronavirus-centro%20(15).jpg

Más de una vez se ha reiterado la importancia de los cuidados individuales para evitar los contagios. A fueza de ser insistidores: la distancia social entre las personas, el lavado de manos, el uso del tapabocas. Más allá del cansancio, son medidas simples y útiles. Con el sistema de salud estresado al máximo, y con más del 90% de las camas en terapia intensiva ocupadas en la provincia, los especialistas también recomiendan reducir la propia circulación en lo más necesario: para llevar a los chicos al colegio, para trabajar, evitar reuniones sociales. 

El Gobierno decidió apretar un poco más y ampliar en una hora las restricciones para estar en la vía pública de noche. Es una medida que afecta principalmente a uno de los sectores más tocados por la pandemia. Es posible que en días haya otras limitaciones, de acuerdo a la curva de contagios. Todo dependerá del comportamiento de los mendocinos. De saber hasta cuando se puede tirar de esta cuerda. 

El escenario ha cambiado. Las personas en riesgo ya no son sólo aquellas que tienen alguna enfermedad de base. A diario nos enteramos del fallecimiento de alguna persona en el meridiano de su vida, todavía con una proyección, que pierde la batalla en una cama de hospital. A menudo nos indican que hay una peregrinación constante para encontrar, precisamente, un lugar en algún nosocomio para poder ser atendido. Todavía estamos a tiempo, pero éste es escaso, no está regalado. De lo contrario, llegaremos a ese punto de no retorno que obligará a los médicos a tomar decisiones drásticas: a quién se le concede el respirador. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.