access_time 07:17
|
1 de abril de 2021
|
|
Editorial

Sobre llovido, más que mojado: inundados

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1607552456098Coronavirus%20Argentina%20(1).jpg

Dos cachetazos de realidad en un sólo día. Para ubicarnos bien en qué país y en qué provincia estamos. Si creíamos que la pandemia había pasado y podíamos relajarnos con la distancia social, un nuevo pico a nivel nacional nos hizo acordar que la segunda ola está a la vuelta de la esquina. Las vacunas van llegando a cuentagotas y, queda más que claro con lo que les está pasando a nuestros vecinos chilenos, no son la panacea universal. Hará falta algo más que un pinchazo para no contagiarse. Un intendente mendocino fue claro y apuntó contra los "picaros" que hacen fiestas clandestinas. 

El otro piñazo llegó con las estadísticas que muestran cuán deteriorado está el tejido social. Hay 12 millones de pobres en Argentina. La pandemia no hizo más que agravar un problema estructural. Nos dejó más desnudos de lo que ya estábamos. Y con un paraguas que no sabemos hasta donde puede aguantar, como el Estado.

Estamos en un año electoral, por lo que la dirigencia política también tiene que centrarse. El horno no está para debates tribuneros como la independencia de Mendoza. Pobreza y contagios, dos problemas que serán muy difíciles de revertir en el corto plazo y que pueden profundizarse de aquí en más si no se encuentran las herramientas justas. Por un lado, para devolver a la población vulnerable a condiciones dignas de vida y, por el otro, para tratar de mantener el equilibrio entre economía y salud de la manera más racional posible.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.