access_time 07:21
|
6 de mayo de 2022
|
|
Editorial

Nivelar para arriba

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1627914611313inicio%20de%20clases%20(2).jpg

La pandemia de coronavirus tuvo un impacto decisivo en la educación, puesto que al igual que en otros ámbitos, aceleró los procesos tecnológicos de golpe. Y así, de buenas a primeras, estudiantes, docentes y padres tuvieron que tratar de aprender, de dar clases y de acompañar respectivamente con mucho trabajo, esfuerzo y dificultades en un nuevo entorno que era el de las videollamadas grupales por internet. A su vez, la emergencia sanitaria terminó golpeando en aquellos alumnos más vulnerables. Aunque cueste creerlo, fue prácticamente expulsora para aquellos que no tenían ni computadora con internet o incluso un teléfono celular.

Por eso, este paso que ha dado la Provincia para dar una hora más de clase a niños que están por pasar a primer grado de la primaria puede considerarse como un intento por elevar la vara. La acción pedagógica está destinada precisamente a aquellos chicos cuyas condiciones de aprendizaje necesitan un refuerzo más en las salitas de 5 años. Es ahí donde hay que dar un apoyo sustancial para el primer paso a un nuevo ciclo, que tendrá para los chicos nuevas dificultades, pero también nuevas posibilidades. 

De aquí en adelante hay que hacer todo un esfuerzo, desde las aulas a los hogares, y viceversa, para poder reducir las brechas que empeoró la cuarentena. Sin perder de vista dos cuestiones fundamentales. Por un lado, buscar que los niños mejoren en los conocimientos esenciales. Por el otro, contenerlos, pero con contenido. Es decir, que no abandonen o queden relegados en el sistema educativo y al mismo tiempo darles las herramientas para que puedan seguir aprendiendo.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.