access_time 07:11
|
3 de diciembre de 2021
|
|
Editorial

Las señales erradas que da el internismo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1607180388238inflaci%C3%B3n%20Oscar%20%20David.jpg
Argentina, el segundo país con mayor inflación en la región.

Las peleas, celos y zancadillas que se dan entre primos políticos durante una gestión suelen complicar a cada gobierno. Y peor aún si se hacen evidentes puertas afuera. Generan una zozobra que afecta la imagen de equilibrio que debe haber para conducir, ya sea una provincia, ya sea un país. El internismo es el síntoma de que algo anda mal y que aparece en forma de pus: corroe por dentro y salpica hacia fuera. Lo que debería mantener un funcionamiento armónico, termina agravando los problemas que hay que resolver y que no son pocos en la pospandemia.

Es lo que ocurre en la pelea contra la inflación. Una funcionaria a la que se le había designado la negociación con las distintas cámaras empresarias para congelar los precios terminó renunciando por la mala relación con el jefe del ministerio en el que estaba asignada. Un despropósito, una señal confusa, que se muestra precisamente hacia las empresas en una discusión que ha generado más de un cuestionamiento, porque no resuelve el fondo de la cuestión.

Desde la calle, donde las preocupaciones por el altísimo costo de la vida están a la orden del día, estas situaciones hacen ver al Gobierno, que sigue enfrascado en sus discusiones sin terminar de desatar los nudos que complican la vida de millones. Las líneas políticas de los partidos, ya sea oficialistas u opositores, deben de alguna manera encolumnarse, porque está en ciernes un hecho que nos condicionará por varios años: el acuerdo con el FMI. Y para eso, hay que dar señales claras y sin contradicciones.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.