access_time 07:12
|
16 de noviembre de 2021
|
|
Editorial

La importancia de ubicarse en esta realidad

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/163705752676016-11-2021_e324fd471c7095b73126623008d4e686.jpg

Es curiosa la reacción que ha tenido el Gobierno nacional frente a los resultados electorales del domingo. Aunque logró mejorar sus números respecto de las PASO, a fuerza de inyectar una impresionante masa de recursos en el principal distrito electoral del país, lo cierto es que la derrota marcó al oficialismo en la mayor parte del territorio nacional. Se puede interpretar como se quiera, pero, tal vez la forma más sencilla sea la del voto castigo por cómo gestionó la pandemia y la economía. Sin embargo, la realidad contrastó fuertemente con lo que se vio en el escenario y las explicaciones posteriores: una celebración desmedida a pesar de que los números indicaban otra cosa.

Es para preocuparse, porque da una sensación de que la Casa Rosada está leyendo una realidad diferente de la que expresaron los argentinos en las urnas. No se puede torcer esta a las trompadas ni se puede corregir a base de las explicaciones más retorcidas. El mismo presidente manifestó en un mensaje grabado que ahora comienza otra etapa en la gestión, todavía con dos años por delante y más de un problema. Por eso, no se puede manejar entre negaciones.

Y, menos, a las puertas de un llamado al diálogo. Todo el arco político debe confluir en él para encontrar, en la medida de lo posible, un consenso amplio sobre la negociación con el Fondo Monetario Internacional, algo que el mismo organismo exige. Por esto, ubicarse en tiempo, espacio y discurso, con coherencia entre lo que se dice y se hace, debería ser la postura de la primera magistratura del país.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.