access_time 07:25
|
28 de junio de 2022
|
|
Editorial

El problema de los fanatismos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/16564117951587IL7CHUXMRGFHP3G2QIHVHBPZ4.jpg

No hay encuesta que no mencione como principal preocupación de los argentinos a la economía. El costo de vida y la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, vistos desde la calle; la desigual distribución de la inmensa torta de recursos por los subsidios entre la Nación y la Provincia y hasta quién se queda con el botín de los planes sociales: si los movimientos sociales o la política tradicional. No hay cuestión que no provoque hasta una discusión airada en la mesa de café o los trabajos. Es el claro reflejo, a su vez, de un país fracturado en su visión.

La reunión entre un influyente economista de matriz liberal y la vicepresidenta, que tiene un marcado perfil por el cual el Estado es central en la regulación de la economía, cayó para el común de la gente como una sorpresa, mientras que para los odiadores seriales que definen límites hasta para el pan con manteca significó, prácticamente, haberse quedado pedaleando en el aire. 

Pero la política no siempre implicó gritar como loco en un programa de televisión o en el Congreso. En un país normal, dirigentes de distintas canteras o raíces ideológicas podrían llegar a reunirse a debatir, disentir y/o acordar sin mayores problemas.

Sin embargo, lo que prima son los fanatismos en una tierra que, donde se pise, es lava corriendo y quemando todo a su paso. Con la magnitud de los problemas que hay debería ser moneda común la consulta entre pares, aunque sean de fuerzas antagónicas. Como a todo laberinto, a la grieta se la debería surcar por arriba, pero ni modo. Es una Argentina de animales sueltos en autitos chocadores.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.