access_time 07:09
|
7 de octubre de 2021
|
|
Editorial

El juego virtuoso de la economía

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1590431804546Industria%20-%20econimia%20(4).jpg

La incertidumbre marca el horizonte colectivo e individual de este país. La crisis económica, profundizada por las medidas para controlar la pandemia, ha derivado en la especulación financiera. Con una inflación que sigue sin poder domarse, muchos buscan resguardar sus ahorros en el dólar. Y, a la vez, el que crece es el blue, lo que obliga a la autoridad monetaria a intervenir. Un círculo defectuoso que nos lleva por mal camino.

Los empresarios están preocupados por estos problemas y por otros. Consideran que hay cuestiones que se demoran, como el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y que sigue sin haber en el Gobierno un plan que nos permita saber hacia dónde vamos como país. Lo macro afecta a los grandes, pero, sobre todo, a los pequeños y medianos, con menos espalda y más presión impositiva. Más allá del calibre de los emprendedores, lo que está haciendo falta es que se abra el juego para generar más oportunidades de negocios. Esto implicaría, a su vez, más posibilidades de que se incremente el empleo privado. Un juego virtuoso que no se da por diversas razones.

Lo que reclaman en el sector privado no es desconocido. Una palabra para resumir todo eso es previsibilidad. Pero la cuestión es que falta voluntad política para llegar a los grandes consensos o, al menos, para darse la oportunidad de comenzar a debatir algunas cuestiones de cara a la economía de este milenio y pospandemia, con trabajadores que no requieren asistir necesariamente a una oficina, tecnologías que modifican las relaciones laborales y establecen no sólo nuevas modalidades, sino cambios radicales en la participación de las personas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.