access_time 12:20
|
5 de abril de 2007
|
|
MÁS CRÍTICAS AL PROYECTO DE COBOS

Duro informe contra el banco provincial

Economistas locales sostienen que no es necesario y que, por presión política, otra vez financiaría al Gobierno, generando un gran endeudamiento. Ofrecen alternativas financieras

    En medio de las críticas del gobernador Julio Cobos a los legisladores y a la prensa, a quienes acusó de no apoyar proyectos fundamentales de su gestión, como el de la creación del banco provincial, sale ahora a la luz un duro informe acerca de la puesta en marcha de esa entidad crediticia, que se suma al contundente análisis de la Pastoral Social dado a conocer la semana pasada.

    El responsable del estudio es un grupo de economistas del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), perteneciente a la Fundación Mediterránea (de fuerte corte neoliberal), que el año pasado analizó el proyecto de Cobos en el contexto nacional e internacional del funcionamiento de los bancos públicos (ver aparte), además de tener en cuenta la historia mendocina reciente.

EL REMEDIO Y LA ENFERMEDAD. En este sentido, son categóricos en la respuesta a la necesidad de que Mendoza vuelva a tener una banca estatal. “Estamos de acuerdo con la enfermedad, que es la necesidad de financiamiento, pero no con el remedio, que sería el banco provincial. La realidad es que los bancos públicos tienen una gran debilidad, que es recuperar los créditos. Y lo peor de todo es que no se sabe con cuánto dinero se terminan endeudando”, comentó ayer a El Sol Jorge Day, uno de los especialistas. En el informe se observa que, al igual que Argentina, Mendoza presenta una importante restricción crediticia. Las principales causas no radican en la inexistencia de un banco público en la provincia, sino en el bajo nivel de depósito, una mayor morosidad y las altas alícuotas del impuesto de sellos.

ALTERNATIVAS. “Como ninguna de las necesidades planteadas en el proyecto de ley requiere la creación de un nuevo banco público en la provincia, es importante analizar otras alternativas financieras más eficientes y con menores riesgos”, advierte el estudio. Entre las alternativas, se presentan dos líneas de acción. La primera tiende a mejorar el acceso al financiamiento y la segunda refiere cómo incrementar los recursos para ese objetivo. Así, sugieren licitar fondos presupuestarios entre bancos privados para potenciar el crédito (sería a través del Programa Mendoza Productiva) y utilizarlos para capitalizar el Fondo de Transformación y Crecimiento. La otra alternativa con menor riesgo fiscal es no endeudarse a través de los depósitos, sino vía mercado de capitales.

PÉRDIDAS Y PRESIÓN. “El banco se endeudaría tomando depósitos. Diferentes experiencias de bancos públicos señalan el problema que tienen para recuperar los préstamos y, como se pretende proteger a los depositantes, los que terminan perdiendo son los contribuyentes”, señala el informe, que agrega: “Existe presión de los gobiernos para ser financiados por estos bancos públicos, a pesar de las promesas de que se evitará esa práctica”.

    Por eso, Day expresó: “La presión política siempre estará, más cuando haya déficit fiscal. Será muy tentador para el Gobierno pedir dinero. No se puede creer que esta vez no lo hará, cuando la historia dice lo contrario”. Por último, el informe señala: “Este tipo de políticas implica el uso de recursos públicos que dejan de destinarse a objetivos esenciales, como seguridad, educación, salud y justicia”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.