access_time 09:57
|
15 de julio de 2006
|
VIÑATEROS EN PIE DE LUCHA

Duro cruce por el precio del vino

La ministra de Economía, Laura Montero, y el representante de los productores de viñas, José María Llaver, se dispararon fuertes acusaciones. El dirigente dijo que quiere hablar sólo con el gobernador

          De la masiva protesta de los viñateros por el precio del vino surgió una especie de telenovela en la que los principales actores siguen en un fuego cruzado de acusaciones. Los protagonistas de esta saga son el titular de la Asociación de Productores en Acción (APA), José María Llaver, y la ministra de E c o n o m í a , Laura Montero, quien ayer reiteró sus calificativos tratándolo de “cobarde”. Todo comenzó el martes, cuando la funcionaria le dijo a Llaver que era “poco hombre” y el viñatero, ex dirigente radical, se despachó con:“No se meta conmigo, ministra. Se va a asustar si quiere conocer lo que es un hombre”.


        Como era de esperar, estas palabras fueron un puñal en el orgullo de la mujer encargada de la economía provincial, quien ayer le contestó: “Cuando le dije que me parecía una actitud de poco hombre lo que había hecho (por ir a protestar a la casa del gobernador), no lo hice en el sentido orgánico en que él plantea sus dichos, porque es evidente que, orgánicamente, nos diferenciamos, sino por el planteo de su actitud cobarde frente a cómo enfrentar sus planteos y dónde llevarlos”.



        El guión de este cruce de acusaciones tiene otros actores: más de 1.500 productores vitivinícolas de Mendoza y San Juan, quienes están en un duro plan de lucha para lograr una mejor rentabilidad del sector, sobre todo para que las autoridades provinciales eleven el precio del litro de vino. Y, para esto, el jueves montaron un importante operativo en las principales vías de acceso a Mendoza, donde cortaron las rutas en reclamo de sus intereses.


RESPUESTAS.


       Cuando no habían pasado ni 24 horas de la protesta, Montero salió al cruce de las declaraciones de Llaver: “Considero cobarde hacer estos planteos cuando no está la persona que tiene que dar las respuestas en la provincia, que, en este caso, soy yo”. Y comentó que, en varias oportunidades, se lo ha citado para dialogar y no ha ido a la Casa de Gobierno. Es más, aseguró que si los productores quieren que ella vaya al Este, no tiene ningún problema en hacerlo. La funcionaria fue más allá y también utilizó este calificativo para decir que el productor en cuestión “no es capaz de defender sus ideas, sus principios y sus posiciones en los ámbitos donde los tiene que defender.


        Porque, en realidad, José María Llaver, en cierta medida, fue una persona marginada del sistema”. Llaver, conocido por su verborragia, aclaró ayer que los productores no quieren hablar con la ministra, sino con el gobernador, porque dice que cuando se han encontrado con Montero, les habla de escenarios, actores y jugadores.“Y nosotros no entendemos de esas cosas, sino de producción, costos y pérdidas. Es más, no sabemos si cuando nos habla de escenario es que está por encarar una obra teatral, cuando lo hace de actores es porque cursa algún taller para ser actriz, y cuando lo hace de jugadores es que desea armar un seleccionado”. No contento con esto, el productor retrucó: “Si le dolió que hayamos ido a la casa del gobernador, ya le va a doler más cuando vayamos a su casa”.



      Luego de estas acusaciones mezcladas, lo que quedó en claro es que los productores le han puesto una semana como plazo al Gobierno para que los convoque a dialogar. De lo contrario, cortarán las rutas pero en forma permanente, y hasta amenazan con medidas sorpresas en varios puntos de la provincia.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.