access_time 16:59
|
9 de agosto de 2006
|
INTERNA RADICAL

Duro ataque del iglesismo a Cobos

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/174/182/000174182-20111120060809_03_1197263.jpg

Los senadores vinculados al sector de Roberto Iglesias se quejaron por las acusaciones del Gobernador. Pidieron que diga cuáles son las leyes que no le han votado.

    Las acusaciones del gobernador Julio Cobos hacia los senadores del sector del presidente de la UCR nacional, Roberto Iglesias, agudizó el malhumor que existe dentro del partido. Ayer, el legislador y titular del radicalismo mendocino, Armando Camerucci, dijo que “Cobos ha tomado lo peor del kirchnerismo. Es agresivo, autoritario y no tiene paciencia”. Luego, todos los que se sintieron aludidos redactaron un comunicado en el que aseguraron que el estilo de confrontación del gobernador “está marchando en una línea que plantea el presidente Kirchner, en la que los argentinos se dividen entre los que son sus enemigos y los que son sus esclavos”.

    Es que, a la fallida reunión de la semana pasada, donde los senadores iglesistas se levantaron y se fueron de la Casa de Gobierno porque Cobos los recibió escoltado por dos de sus ministros, se sumó luego una seguidilla de declaraciones cruzadas. Todo esto porque, según estos legisladores, existe una “persecución política dentro del Ejecutivo con la gente de su sector”.

    “Cuando hemos solicitado hablar con el gobernador por las persecuciones y amenazas de algunos funcionarios, lo hemos hecho con el convencimiento de que, en muchos casos, no conoce las motivaciones y las acciones de algunos de ellos, que lo hacen en las sombras y sin la virtud de hablar claro”, ratificaron los senadores en el comunicado firmado por una docena de radicales. Agregaron que, tranquilamente, ellos pueden puntualizar un pensamiento diferente en cuanto a “la mescolanza electoral que Cobos quiere hacer con el peronismo nacional, en claro detrimento de la identidad histórica del radicalismo”.

CORTE. Enfurecidos, en voz alta, sin tapujos y con nombre y apellido, este grupo de radicales se despechó ayer con todo. Y ante las quejas del gobernador de que le traban algunas normas o de que le buscan a los proyectos oficiales “la quinta pata al gato”, le pidieron al mandatario que enumere cuáles son las leyes que ese bloque no le ha votado.“He llegado, casi a las trompadas, a defender a ministros de esta gestión”, dijo Camerucci, molesto.

    Igualmente, los iglesistas siguieron ayer hablando de diálogo, pero le impusieron una impronta diferente. Un día antes le seguían pidiendo a Cobos que los recibiera en una reunión privada, pero ahora lo acusan directamente de cortar cualquier canal de comunicación. Incluso, no sólo lo responsabilizaron a él, sino también a todos sus seguidores, especialmente al diputado nacional y principal impulsor de la concertación nacional, Alfredo Cornejo.

    “Ellos tienen que discutir las cosas en los ámbitos correspondientes, no desde la Casa de Gobierno o desde la Casa Rosada”, se quejó Camerucci, quien ayer abandonó por completo el tono conciliador que había mantenido hasta el momento. Y hasta trató al gobernador de “violento contra quienes pensamos diferente a él”.

MÁS RECHAZOS. Para el senador Alejandro Volpe, quien también respondió al gobernador, “las actitudes de Cobos blanquean su situación política nacional”. Y le exigió que se defina abiertamente para que diga si se queda dentro de la estructura partidaria o se va del radicalismo. El punto es que Cobos sostiene que su sector también representa a la UCR, pero a la parte del partido que gestiona, que está al frente de gobiernos provinciales y municipales. Y asegura que tiene más peso que estar en una banca despotricando contra el Gobierno, porque así no se ejerce el poder real.

    Ante este escenario, donde Iglesias y Cobos tiran de la misma cuerda pero hacia polos opuestos, es que se jugarán las fichas políticas en las próximas semanas. El sábado, el gobernador se reunirá con la dirigencia de distintas provincias que comulga con sus ideas y luego lo hará, por otro lado, el ex mandatario provincial. Allí, realmente, se verá, a nivel nacional, quién tiene más peso en la balanza para definir el que salta primero del trampolín. Y el panorama, tal vez, se aclare un poco más.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.