access_time 14:18
|
29 de agosto de 2006
|
|

DEFENSA DE LA CONCERTACIÓN

Dura réplica a la cúpula de la UCR

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/178/466/000178466-20111120060829_02_1240327.jpg

Julio Cobos denunció que el sector de Roberto Iglesias ?está apostando a que un gobierno se caiga?, y dijo que sus detractores son ?políticos del pasado que se tuvieron que esconder?.

    Julio Cobos no dejó pasar las agresiones que recibió por parte de la Convención radical, que sesionó en Rosario el fin de semana, y devolvió los ataques con un fuerte reproche político. El gobernador trató, sin vueltas, de golpistas a los dirigentes de la cúpula de su partido, al sostener que “algunos se quedaron en el pasado y están apostando a que un gobierno caiga”. Si bien la estudiada réplica estuvo dirigida, en principio, al ex ministro del Interior del gobierno de la Fernando de la Rúa, Federico Storani, en la volteada cayeron todos: Raúl Alfonsín, Roberto Iglesias y sus nuevos aliados del peronismo.

    “Gran parte del partido lo dejó solo a De la Rúa. Y muchos de ellos, ahora quieren acordar con un sector del justicialismo que tampoco dio apoyo en su debido momento”, afirmó el mandatario, en clara referencia al peronista Eduardo Duhalde. Cobos no se privó de señalar que sus detractores “se olvidan de la responsabilidad que tuvieron en la crisis inédita que vivió el país”. Y copió el discurso del jefe de gabinete de la Nación, Alberto Fernández, al considerar que el sector del radicalismo que ha cuestionado su acercamiento al presidente Néstor Kirchner “utiliza viejas recetas”. “Ellos se tuvieron que esconder muchas veces de la sociedad y, cuando estuvieron gobernando, se tuvieron que ir”, completó.

ACUERDO. Usando como escenario un acto en el carril Rodríguez Peña (ver página 10), el gobernador desmintió ayer que ya exista un acuerdo electoral con el presidente Kirchner. Cobos intentó delinear de nuevo los borrosos límites entre lo que define como “acuerdos programáticos” con la Nación, y lo que la opinión pública y sus detractores del radicalismo entienden como un arreglo electoral con Kirchner, con vistas a los comicios del 2007.

     “Algunos no entienden el proyecto de la concertación, que es acordar los temas fundamentales para el bien de la gente”, afirmó, y remarcó que “el tema electoral hay que dejarlo para el año que viene”. Sin embargo, el alineamiento político de Cobos quedó una vez más a la vista: un día antes de que el presidente vuelva a visitar Mendoza con anuncios importantes para la provincia (ver aparte), el gobernador sostuvo que Kirchner “no necesita apoyo para seguir ejerciendo el poder”, y agregó que su impulso a la concertación con el radicalismo y otros partidos chicos es un signo claro de “apertura”.

INTERNA. Así las cosas, el gobernador avaló la propuesta de su sector: que el hondo conflicto que atraviesa la UCR se resuelva en una interna, en mayo del año que viene. “Es lo mejor para que todos nos saquemos las dudas. Y esto se tendría que hacer también a nivel nacional”, indicó.

    La interna que imagina el cobismo serviría, así, para elegir a casi todos los candidatos radicales de las próximas elecciones y, a su vez, permitiría definir si el partido debe apoyar la candidatura presidencial de Kirchner o la de su ex ministro Roberto Lavagna. A los que se inclinan por la segunda opción,Cobos les dirigió ayer un mensaje cargado de ironía: “Yo soy un traidor por acordar los temas de la gente, pero es una genialidad política llevar un ministro (por Lavagna) como candidato. Toda la genialidad corresponde a los otros”.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.