access_time 07:04
|
13 de junio de 2018
|
Tribunal Oral Federal Nº1

Dura condena a banda narco que buscaba traficar a Chile

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15288488966531%20IMG_2839.jpg
Bressi, con los brazos cruzados, y el resto de los condenados: dos a su izquierda y dos a su derecha.

El señalado jefe de la organización, Raúl Bressi, recibió 14 años de cárcel. Los cinco restantes, penas de entre 4 años y medio y 7 años de encierro. Fue desbaratada en marzo del año pasado mientras acopiaba más de 825 kilos de marihuana en una casa de Los Corralitos, en Guaymallén. El valor del cargamento superaba los 10 millones de pesos.

El Tribunal Oral Federal Nº1 de la provincia condenó ayer por la tarde a la banda narco liderada por Raúl Daniel Bressi Escalante, integrada por seis miembros y desbaratada en marzo del año pasado mientras acopiaba más de 825 kilos en una casa de Los Corralitos, en Guaymallén.

Este hombre, que decía ser comerciante, de 57 años, recibió la pena más dura por ser considerado organizador de la gavilla que transportaba la droga y estaba integrada por más de tres personas: 14 años de prisión y multa de $337.500.

El resto de los hallados culpables, entre ellos, una mujer y su pareja, fue sentenciado a penas de entre 4 años y medio y 7 años de encierro, además del castigo económico, tal como había solicitado en sus alegatos la representante del Ministerio Público, María Gloria André.

Así, Oscar Javier Santarelli, Heriberto Barrios Gómez y Miguel Ángel Fernández recibieron 7 años de cárcel y $168.750 de multa de parte de los jueces de Cámara Waldo Piña (presidente), María Paula Parisi y Alberto Daniel Carelli. Por su parte, el matrimonio compuesto por Johana Navarro y Roberto Peralta fue condenado a 4 años y medio de cárcel y una multa menor: $2.000. 

Esta pareja –padres de cuatro pequeños hijos y caseros de la propiedad donde ocultaban la droga que provenía de Paraguay– cobró dinero a cambio de acopiarla allí algunos días hasta que comenzaran a llevarla a Chile, detallaron fuentes policiales cuando se produjo el secuestro.

Ver también: La foto que revela la realidad del narcotráfico en Mendoza

El caso que tuvo como protagonista a Bressi nació cuando supieron que participaba en transacciones narco en un grupo de sospechosos que estaba siendo espiado a través de escuchas telefónicas.

Esta causa no dio buenos resultados pero los policías de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico continuaron la hipótesis que ubicada a este sujeto que vivía en calle España de Villa Nueva.

Los efectivos consiguieron pruebas contundentes que sostenían que Bressi era el organizador y financista de una banda que buscaba traer a Mendoza desde el norte del país un cargamento valuado en $10 millones.

Ver también: Pidieron 14 años de cárcel para señalado jefe narco

En el juicio, que se inició hace varias semanas, la defensa del ahora condenado negó la hipótesis de la fiscalía y sostuvo que Bressi no tenía los medios económicos para sostener semejante cargamento.

Lo cierto es que, el viernes 3 de marzo, los efectivos que trabajan casos de narcocriminalidad supieron que la droga llegaría a Mendoza porque Bressi coordinaba todas las maniobras de traslado.

Era el hombre más importante de la organización, se supo en el debate: no sólo daba órdenes sino que, también, era el encargado de negociar precios de compra y venta de los estupefacientes.

Era un hombre con contactos internacionales, tanto en Paraguay como en Chile. Por eso se apostaron en las inmediaciones de Tabanera y Ferrari­ y centraron la mirada en una propiedad.

Hasta la zona llegó un camión Scania al mando de Miguel Ángel Fernández, paraguayo, oriundo de Benjamín Aceval, de 33 años.

Bressi era el hombre que guiaba al pesado rodado en un Renault Clio. A la zona se presentó otro vehículo, un Fiat Duna, que era conducido por Javier Santarelli (44). Estos dos sujetos eran hombres de confianza del señalado líder.

Los policías descubrieron que una mujer abrió el portón de la casa ubicada en Tabanera 7701: se trataba de Johana Navarro (28). Esta ama de casa es la pareja de Roberto Peralta (37) y ambos cuidaban la casa de unos ciudadanos oriundos de Buenos Aires que nada tenían que ver con el tráfico de drogas.

La droga, distribuida en 29 cajas que contenían 885 envoltorios rectangulares, fue acopiada en el living de la casa.

Cuando los policías ingresaron, los hijos de la pareja almorzaban a su lado. Al mismo tiempo, los otros acusados cayeron en las inmediaciones y quedaron a disposición de la Justicia.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.