access_time 14:37
|
29 de agosto de 2006
|
|

SECUESTRO EXTORSIVO

Dos presidiarios eran parte de la banda

De los seis apresados sindicados como secuestradores, dos son internos del penal que tenían el beneficio de salidas transitorias.

    Dos de las seis personas detenidas por estar vinculadas con el caso del secuestro extorsivo de Diego Martínez (24), hecho por el que se pagó un rescate de 95.000 pesos, son internos penitenciarios que contaban con el beneficio de salidas transitorias. Fuentes allegadas a la investigación confirmaron que dos de los que serían los secuestradores contaban con libertad asistida. Este mecanismo les permite a los presos salir a la calle durante la mañana y regresar al penal en la noche.

    Uno de los ahora detenidos no cumplió con la condición de regresar a la cárcel de Boulogne Sur Mer el viernes, y el otro hizo lo mismo unos días antes, por lo que ya contaban con la calidad de prófugo. Sobre los otros cuatro apresados, se investiga si poseen antecedentes judiciales y se intenta establecer la vinculación que existe entre los seis acusados de secuestro extorsivo. Ayer a la tarde, desde la Fiscalía Federal que, en el caso en cuestión, está bajo la órbita de Alejandra Obregón no se aportó ningún dato sobre los pasos llevados adelante en la jornada de ayer.

    Para hoy se espera que los imputados por el secuestro extorsivo de Diego Martínez sean indagados en la sede del Palacio Federal. Otro hecho que está vinculado a uno de los sindicados como partícipes del rapto de Martínez fue el homicidio de un interno de la cárcel que tenía salidas transitorias, quien fue acribillado el domingo 2 de abril de este año. Diego Ruarte fue la víctima de ese crimen, quien a su regreso al penal de Boulogne Sur Mer, luego de estar un fin de semana liberado por estar en faz de confianza, fue interceptado en Pedro Molina casi Costanera de Guaymallén, donde fue asesinado de varios balazos.

    Ruarte iba de acompañante en un Fiat Super Europa, cuando cerca de las 19.30 dos hombres se acercaron por detrás al auto que estaba detenido en un semáforo y vaciaron los cargadores de sus armas. Las dos circunstancias que se ciernen sobre estos dos participantes de la banda de secuestradores hace que los investigadores del caso de Diego Martínez vean en los componentes de esta banda delictiva a profesionales del hampa.

    Diego Martínez, integrante de una familia dedicada al negocio de las verduras, fue secuestrado el sábado a las 15, cuando cuatro delincuentes se llevaron a la víctima de su casa ubicada en calle San Lorenzo de Guaymallén. Los pesquisas del caso indicaron que los secuestradores, quienes utilizaban chalecos antibalas policiales, fueron en busca de un pariente de Martínez, pero que al no hallarse esa persona los malhechores decidieron llevarse a Diego, quien estaba con su esposa.

    Más de 10 horas estuvo Diego Martínez en cautiverio. En el secuestro participaron los hombres que llegaron a la casa de la víctima en un Renault 19, el que luego fue secuestrado por la policía, y un taxista que actuó como apoyo. Pasada la medianoche del sábado, Martínez fue liberado, luego de que su esposa pagara 95.000 mil pesos de rescate, de los cuales 50.000 fueron recuperados en los allanamientos donde se dio con los miembros de la banda. Fuentes policiales comentaron que habría indicios que vinculaban a secuestradores y secuestrados en presuntos casos de venta de droga, un dato que no confirmado por la Justicia federal.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.