Coronavirus en Mendoza: 106 casos nuevos
access_time 14:42
|
24 de noviembre de 2009
|
|
BARRIO ALIMENTACIÓN

Dos ladrones armados redujeron a los dueños y a tres clientes. Se alzaron con 2.500 pesos y otros objetos de valor

Dos delincuentes armados y con la cara cubierta irrumpieron ayer por la tarde en un minimarket del barrio Alimentación en Guaymallén y se alzaron con 2.500 pesos en efectivo, celulares y un reloj, tras reducir y amenazar de muerte a los dos propietarios y a tres clientes.

    Dos delincuentes armados y con la cara cubierta irrumpieron ayer por la tarde en un minimarket del barrio Alimentación en Guaymallén y se alzaron con 2.500 pesos en efectivo, celulares y un reloj, tras reducir y amenazar de muerte a los dos propietarios y a tres clientes. “Lo que pasé hoy (por ayer) no lo quiero vivir más. Fue una situación horrible. Estamos todos en peligro”, señaló, con la voz entrecortada, el dueño del quiosco, Raúl Gálvez (60). No es la primera vez que son víctimas de un asalto a mano armada. El 7 de agosto, sufrieron una situación igual.

    Las víctimas aseguraron a El Sol que la zona está cada vez peor. Ni el sólo hecho de ser vecinos del secretario de la Gobernación, Alejandro Cazabán, les brinda más seguridad. “Parece increíble que Cazabán viva en el edificio de al lado y nos pasen estas cosas”, se quejó el hombre. Las víctimas relataron que, afortunadamente, los malvivientes no golpearon a nadie pero en todo momento les apuntaban con las armas y los amenazaban con disparar si no accedían a las exigencias.

    Un punto que llamó la atención de Gálvez y de su hermana fue que después del robo sólo fue una mujer policía a tomarle los datos, pero que en ningún momento se hizo presente personal de Policía Científica para recabar huellas digitales o indicios que los ayuden a dar con los asaltantes. La víctima se dirigió hasta la Oficina Fiscal Nº8 de Guaymallén, donde radicó la denuncia y desde donde informaron que hasta el cierre de esta edición no habían logrado detener a los asaltantes.

    A PLENA LUZ DEL DÍA. Eran las 13.10 cuando Gálvez se encontraba con su hermana atendiendo a tres clientes –un hombre y dos chicas– en el minimarket ubicado en calles Santa Rosa y Las Cañas en Guaymallén, donde también funciona un Pago Fácil. En ese momento ingresó un sujeto que llevaba puesto un casco de moto, y que rápidamente sacó un arma de fuego de entre sus ropas. Fue entonces cuando se le sumó un segundo cómplice que también estaba armado y, a los gritos, les exigieron a todos los presentes que se tiraran al suelo boca abajo.

    “Apenas vi entrar al primero tuve el presentimiento de que algo iba a pasar. Justo acababa de llegar un cliente y cuando le iba a decir que cerrara la puerta, se metió el otro”, relató Gálvez, quien se mostró sumamente angustiado y cada tanto debía parar de hablar, ya que los ojos se le llenaban de lágrimas. Con la situación controlada, uno de los ladrones saltó el mostrador y fue hasta donde estaba el propietario junto a su hermana, tirados en el suelo.

    Colocándole el arma en el cuello, le ordenó que abriera la caja fuerte del Pago Fácil, ante lo que Gálvez le explicó que ellos no tienen la llave, sino que son los de la empresa los únicos que tienen acceso. Esto ofuscó a los malvivientes, quienes debieron conformarse con los 2.500 pesos de la recaudación, unos celulares y el reloj de mano de Gálvez. “Acabo de renunciar al Pago Fácil. Es un servicio que le queríamos brindar a la gente del barrio, pero así no se puede seguir trabajando”, se lamentó la víctima.

    Con el botín en su poder, los delincuentes huyeron a bordo de una moto roja. Por otro lado, los pesquisas sospechan que también habrían participado otros dos cómplices, quienes habrían cumplido la tarea de campana y escaparon en un Fiat Regata.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.