access_time 11:02
|
4 de agosto de 2006
|
INSEGURIDAD URBANA

Dos ancianas son asaltadas en su casa

Las hermanas, de 72 y 76 años, fueron despojadas de más de 6.000 pesos, dinero que iba a ser utilizado para pagar una operación

         Un asalto domiciliario sucedido en la madrugada de ayer en una vivienda de la Cuarta Sección, en Ciudad, fue la finalización del accionar delictivo de un grupo de delincuentes que manejaban información sobre una extracción bancaria. Una vez más se demuestra la conexión entre el manejo de información sobre movimientos financieros y los ilícitos de los que son víctimas las personas que sacan plata de sus cuentas.


CASO.

         En esta oportunidad, las víctimas de los delincuentes fueron dos hermanas, ambas ancianas, quienes fueron sorprendidas por los ladrones en una vivienda que comparten las septuagenarias en Córdoba 532 de Ciudad. Fuentes policiales que trabajaron en este hecho indicaron que los delincuentes forzaron la cerradura del portón del frente de la casa y de esta forma pudieron introducirse en el domicilio. Alrededor de las 3.30 de ayer, Iris (76) y Olga Bravo Campos (72) fueron despertadas por tres hombres que estaban encapuchados, quienes tenían en su manos unas varillas de hierro.


     Las ancianas fueron obligadas a decir dónde tenían guardado el dinero, haciendo hincapié, por parte de los ladrones, en haber sabido con certeza que en la casa había mucha plata guardada. Efectivamente, días atrás, las hermanas Bravo habían hecho una operación bancaria para que una de las ancianas se realizara una operación en la cadera. Entre 6.000 y 9.000 pesos en efectivo fueron lo que les robaron a las víctimas, dinero con el cual parecía que los ladrones iban a darse por satisfechos. Pero esto no sucedió, ya que tal vez aprovechando la debilidad de las víctimas, quienes fueron encerradas en una habitación, los ladrones aprovecharon para llevarse algunas otras pertenencias de las hermanas Bravo.


         Como parte del botín delictivo, los malhechores sustrajeron de la casa algunas joyas, un televisor de 29 pulgadas y estas cosas fueron cargadas en un Volskwagen Gol color gris, también propiedad de las víctimas. En este vehículo, los delincuentes escaparon con rumbo desconocido y, si bien el vehículo fue hallado en la mañana de ayer en el departamento de Godoy Cruz, hasta ayer a la tarde no había novedades con respecto a la detención de estos asaltantes.


        Luego de que las ancianas pudieron librarse del encierro que le habían impuesto los delincuentes, una de las víctimas fue a pedir auxilio a un vecino. En ese momento, y a través de un llamado al Comando Radioeléctrico (101), la policía fue advertida de lo que había sucedido en Córdoba 532. Los policías que entrevistaron a las víctimas pidieron que una ambulancia se hiciera presente en la casa de las ancianas, para que el personal de Servicio de Emergencia las revisara. Las septuagenarias no fueron agredidas físicamente, pero fueron asistidas por la crisis nerviosa que sufrieron, indicaron fuentes policiales.


QUEJAS.


      Lo que les ocurrió a estas ancianas que viven en la Cuarta Sección, en Córdoba entre Ituzaingó y Montecaseros, despertó indignación entre los vecinos de la zona. Los reclamos por un mayor patrullaje de quienes viven en las manzanas del sector de la Ciudad que es conocido como la zona roja, por la actividad que realizan prostitutas y travestis, fueron parte de las demandas hechas por los habitantes de esa parte de la Cuarta Sección.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.