access_time 19:24
|
12 de septiembre de 2018
|
El hecho ocurrido en Las Heras

Doble crimen: imputan a los detenidos y los envían al penal

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1536762801789portada%20imputados.jpg
Juan Espinosa, Alexander Méndez y Leonardo Espinosa fueron acusados .

Se trata de los tres sujetos que están sospechados de matar a Mauricio Pereyra y Hernán Guerrero, el domingo por la noche. La fiscal del caso los acusó por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Dos de ellos sumaron resistencia a la autoridad.

La fiscal de Homicidios Claudia Ríos investiga cuatro homicidios ocurridos el domingo en el Gran Mendoza. Dos de los causas, con tres víctimas, están avanzadas y casi resueltas, como sostienen los investigadores. La restante, el crimen del policía en El Algarrobal, iría por el mismo camino y en las próximas horas podría haber novedades de importancia con respecto al móvil.

En las últimas horas, una de las instrucciones con más pruebas, que tuvo a los amigos Mauricio Adrián Pereyra (23) y Hernán Alfredo Guerrero (24) asesinados a balazos por peleas de vieja data, presentó novedades de importancia porque los tres detenidos fueron imputados y luego enviados a la cárcel.

Se trata de los hermanos Juan Gabriel y Leonardo Emanuel Espinosa, de 27 y 25 años, respectivamente, y de Alexander David Méndez, de 22, quienes fueron acusados por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Dos de ellos también recibieron la acusación de resistencia a la autoridad. De acuerdo con la declaración de los testigos y otras pruebas incorporadas en el sumario, los hermanos Espinosa y Méndez fueron los autores de los disparos en la zona de calles Ejército Argentino y Olascoaga, el domingo después de las 22, que terminaron con la vida de Pereyra y Guerrero.

De esta forma, en los próximos días, trascendió que la fiscal tiene pensado solicitar la prisión preventiva para el trío de sospechosos. Por el momento, ninguno de ellos ha declarado en la causa. Mientras continúan recibiendo pruebas, los pesquisas reconstruyeron cómo fueron los hechos que terminaron con el doble crimen.

Ver también: Cómo cayeron los tres acusados del doble crimen

Todo comenzó el domingo en la noche. Personal policial patrullaba por calle Rivadavia de Las Heras cuando fue alertado sobre un tiroteo con heridos cerca del límite con la Cuarta Sección.

Al arribar a la zona, se encontraron con dos jóvenes agonizando. Al mismo tiempo, otro grupo de policías estaba detrás de dos sospechosos del ataque, a quienes identificaron como Juan Espinosa y Alexander Méndez.

Ambos fueron fáciles de identificar por los testigos, debido a que vestían camisetas del club Huracán Las Heras. Los policías lograron derribar la moto en la que huían y se produjo una persecución a pie.

A los pocos minutos, a pesar de que ofrecieron fuerte resistencia –incluso uno de ellos intentó meterse en una casa ajena– terminaron reduciéndolos.

El tercer acusado, Leonardo Espinosa, fue detenido minutos después en Monseñor Verdaguer y Giralde. De esta forma, se cerró el círculo de sospechosos tras las rejas y a disposición de la Justicia.

Pereyra murió mientras era llevado en ambulancia y Guerrero, en el Hospital Central, debido a que tenía muerte cerebral. Tanto las víctimas como los presuntos victimarios tenían problemas desde hace mucho tiempo “por cuestiones de la barriada”, como sostuvieron fuentes del caso.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.