access_time 20:12
|
12 de agosto de 2018
|

Disparó a 2 kilómetros de distancia y mató a un líder de ISIS

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1534115493742francotirador.jpg

Un francotirador estadounidense hizo blanco en un terrorista. Usó un arma tan vieja como efectiva.

Un francotirador de las fuerzas especiales del ejército británico mató a un comandante del Estado Islámico (ISIS) en Afganistán con un impresionante disparo desde una distancia mayor a dos kilómetros y utilizando un arma fabricada hace 40 años.

El hecho ocurrió en junio durante una patrulla encubierta en una zona controlada por el ISIS en el norte del país, reportó el periódico británico Daily Star, y se cree que es la mayor distancia cubierta por un francotirador en el Servicio Aéreo Especial (SAS) y una de las mayores registradas en todos los tiempos.

El francotirador, cuya identidad no ha sido revelada por cuestiones de seguridad, tiene experiencia en Siria e Irak y en junio formaba parte de un grupo del SAS que estaba realizando una patrulla en el norte de Afganistán, donde persisten numerosos bastiones del ISIS.

Los soldados de las tropas especiales estaban observando una de estas bases de los yihadistas desde la distancia, cuando reconocieron a un comandante de alto rango buscado tanto por el Reino Unido como por Estados Unidos.

El terrorista llevaba 20 minutos dando una conferencia ante un grupo de militantes sentados, y de inmediato los británicos solicitaron permiso para intentar matarlo. El Comando Conjunto de Operaciones Especiales en Kabul, capital de Afganistán, aprobó el pedido.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.