access_time 13:54
|
8 de agosto de 2006
|

GRAVE DENUNCIA CONTRA UNA DOCENTE

Directora acusada de quedarse con dinero escolar

Está a cargo de la escuela Tito Francia, de Lavalle. Los docentes que la acusan aseguran que desde la DGE aceptaron la existencia de irregularidades. Sin embargo, aún no ha sido removida de su puesto

         La directora de una escuela de enseñanza media de Lavalle fue denunciada por los docentes que trabajan en la institución por malversación de fondos. Si bien desde la Dirección General de Escuelas realizaron tres auditorías en las que detectaron fallas administrativas y levantaron un sumario por las reiteradas acusaciones, la mujer aún sigue en el cargo. Se trata de Ana María Manchón, quien actualmente cumple funciones en la escuela Tito Francia, establecimiento que se hizo conocido en abril del año pasado por el trágico accidente en donde fallecieron cuatro profesores.


        En cuanto a los cargos, a Manchón se la acusa de quedarse con dinero de la caja chica del establecimiento, de realizar arreglos con los proveedores de alimentos de los alumnos –con quienes compartiría ganancias– y de persecución y acoso laboral para con el personal que presentó las acusaciones.


SIN RESPUESTAS.


        Una de las docentes –quien prefirió que no se difunda su nombre por temor a represalias– explicó a este diario que, desde mayo del 2005, se vienen detectando turbios manejos del dinero con el que la DGE provee a la escuela. En tanto, las primeras denuncias formales se presentaron en agosto pasado ante la Junta de Disciplina y la Fiscalía de Estado. A partir de esta fecha comenzaron a realizarse las auditorías y las visitas del personal de este organismo al establecimiento. Sin embargo, según la docente, nunca obtuvieron respuestas claras.



      Fue entonces que el grupo de profesores que presentaron los cargos decidió acudir a la Fiscalía de Estado, desde donde solicitaron a la DGE un informe de las auditorías. El resultado fue un documento firmado por la ex directora de Enseñanza Media, Esther Bollecich, en donde se reconocían fallas administrativas y turbios manejos de fondos. A pesar de esto, la actual funcionaria que ocupa el cargo de Bollecich, Beatriz Fava, expresó que no se le han podido comprobar los cargos, por esta razón no ha recibido sanciones.


       La docente que se comunicó con El Sol aseguró que una de las razones por las que ella y sus compañeros suponen que continúa trabajando es que está protegida por el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE), del que forma parte activamente. “Inclusive la abogada que la defiende también es del gremio”, aseguró.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.