access_time 07:13
|
16 de septiembre de 2009
|
|
LEY DE MEDIOS

Diputados dio media sanción al proyecto con ausencia de la oposición

La iniciativa obtuvo 146 votos a favor, 3 en contra y 3 abstenciones.

a Cámara de Diputados aprobó y giro al Senado, esta madrugada y con más de quince horas de debate, el proyecto de nueva ley de medios, sin la presencia en el recinto de la oposición anti-K, que realizó duros cuestionamientos a la legitimidad de la sesión especial y a la modalidad utilizada por el oficialismo para sancionar la norma en poco más de quince días.

El debate se dio en un contexto de cruces de acusaciones entre oficialistas y opositores, tanto por la velocidad del tratamiento de la ley, de un lado, como por las ocultas razones para pedir una postergación de su discusión, del otro.A la 1:15, el kirchnerismo logró 147 votos a favor, contra 4 negativos y una abstención del ex kirchnerista Miguel Bonasso, que en primera instancia había adelantado que no acompañaría al oficialismo.

Durante el tiempo que la norma fue debatida en la Cámara, el oficialismo concedió más de 200 modificaciones de fondo (como la prohibición a la incursión de las telefónicas y las empresas de servicios públicos en el negocio televisivo) y otras de forma, que le permitieron conseguir el respaldo de bloques centro-izquierda, como el SI-Proyecto Sur y Encuentro Popular y Social, y hasta del socialista (que integra el opositor Acuerdo Cívico y Social).

En ese sentido, al cerrar el debate, el jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi, dijo que la decisión de la presidenta Cristina Fernández de eliminar a las telefónicas fue "sabia" porque demostró que "no se estaba detrás de un negociado" y definió el proyecto como una norma "antimonopólica".

También acompañaron con su voto los peronistas chubutenses, cuyo respaldo estuvo en dudas por las posiciones contra el gobierno nacional expresadas por el gobernador Mario Das Neves.

La oposición radical, el PJ disidente, la Coalición Cívica y Unión PRO resolvió retirarse del recinto como forma de impugnar la sesión y realizó duros cuestionamientos al procedimiento usado por el oficialismo.

La sesión empezó cerca de las 11.30 con un quórum de 130 diputados en el recinto, uno más de lo exigido por el reglamento del cuerpo, aportado por el Frente para la Victoria y la ayuda de 21 diputados de bloques aliados como la Concertación, el Frente Cívico por Santiago, el SI, el Encuentro Popular y Social, el Movimiento Popular Neuquino, y bancadas menores.

Al inicio de la sesión, el jefe del bloque CC, Adrián Pérez, pidió que el dictamen vuelva a las comisiones para ser debatido, moción rechazada por la mayoría; mientras mientras su colega de bancada Fernando Iglesias dijo que su sanción sería "ilegítima e inconstitucional".

La respuesta llegó, cerca de la medianoche, de la vicepresidenta del Cuerpo, Patricia Vaca Narvaja, quien sostuvo que "esta sesión goza de absoluta legitimidad".

Contestó, también, las quejas sobre los plazos establecidos para las sesiones especiales, al apuntar: "Los tiempos de espera han sido acordados con la oposición". "Aquí no hubo voluntad política de los que hoy no están para debatir una ley de consenso", completó.

El presidente de la comisión de Comunicaciones, Manuel Baladrón, fue el informante del proyecto, dijo: "Queremos medios para todos" y aseguró, a los detractores de la iniciativa, que "no queremos tampoco sancionar una ley mordaza. El peronismo nunca le puso mordaza a nadie, al contrario".

Apuntó que la norma busca instaurar "un sistema de medios audiovisuales más justo, más representativo, más plural" y afirmó que "la libertad de expresión no significa libertad exclusiva de un determinado sector concentrado".

Luego hubo una seguidilla, durante dos horas, de cuestiones de privilegios planteados por la oposición por considerar que no se cumplieron los tiempos reglamentarios para tratar el tema en el recinto.

En ese sentido, la cívica Patricia Bullrich acusó al oficialismo de querer "terminar una ley de la dictadura con una metodología arbitraria" y "dictatorial; y denunció que hubo sesiones "secretas" fuera del ámbito parlamentario "donde se cocinó un dictamen que se trajo a la comisión" y del cual aseguró "no hemos podido discutir un articulado".

En esa línea, el jefe de la bancada radical, Oscar Aguad, y su par de PRO, Federico Pinedo, quienes junto a Pedro Azcoiti (UCR), advirtieron que la sesión especial estaba pedida para las 10.30 y, por Reglamento, tendría que haber empezado no más allá de las 11 y lo hizo a las 11.25, por lo cual indicaron que debía dejarse sin efecto la sesión.

Fueron varios los oradores y entre las frases en contra se escuchó: "No puede legislarse en contra de ese derecho básico" (Silvana Giudici, UCR); "Esto genera un escenario bélico, cuando en realidad necesitamos un tratado de paz"(Luis Lusquiños, Frejuli); "La ley no le tiene que servir a un Presidente, le tiene que servir al pueblo de la Nación y nosotros debiéramos ser la garantía que esto ocurriera", (Graciela Camaño, FPV).

Por el contrario, entre las voces a favor se dijo: "Si existen monopolios y hay concentración es resultado del bajo control que han tenido los gobiernos de los cuales ellos mismo (la oposición) han sido parte." (Claudio Lozano, Proyecto Sur); "Para nosotros es necesario una herramienta legislativa que limite la concentración de los medios. Por eso la limitación expresa para las empresas de servicio público y empresas del Estado han constituido un punto de inflexión"., Silvia Augsburger (PS).

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.