EEUU vuelve a conmocionarse por otro tiroteo en una escuela
access_time 15:02
|
8 de mayo de 2007
|
|
TERCERA CÁMARA DEL CRIMEN

Diez años de prisión por embarazar a su hija

Un agricultor lavallino fue encontrado culpable de abusar sexualmente de su hija. Producto de esas violaciones, nacieron cinco criaturas que hoy tienen entre 2 y 12 años. La víctima, de 32 años, era golpeada e insultada

    No mide más de un metro setenta. Es flaco y de tez morena. Estaba acusado de violar durante más de veinte años a su hija. Producto de esos reiterados vejámenes, nacieron cinco criaturas, que hoy tienen entre dos y doce años. Por todos estos hechos ocurridos en Jocolí, Lavalle, hasta mediados del año pasado, un agricultor de 54 años fue condenado ayer por un juez de la Tercera Cámara del Crimen a tan sólo diez años de prisión. El caso es conmovedor.

    La denunciante tiene hoy 32 años pero desde que comenzó a transitar los caminos de la adolescencia fue sometida sexualmente por su padre mediante insultos y maltratos físicos. El lugar preferido del agresor era un descampado y la propia casa en la que residían junto a otras personas. Una vez conocida la sentencia, fuentes judiciales aportaron que la víctima aseguró que era abusada por su padre.

    Pero todo esto fue una tarea difícil de comprobar para el juez Omar Palermo. De algo sí estaba más que seguro: un estudio de ADN reveló que el hombre era el padre de los cinco chicos, aunque no se pudo acreditar que todos los nacimientos fueron producto de violaciones. De todas formas, que un hombre abuse sexualmente de su hija y la embarace es un delito severamente penado por la ley. Cuando el agricultor escuchó la sentencia, personal de la Penitenciaría lo llevó esposado por el quinto piso de Tribunales provinciales. En los pasillos estaba parte de su familia, aunque no cruzaron palabras y sólo hubo una profunda mirada.

EL HORROR. A mediados del 2006, la joven víctima se cansó de los maltratos. Se marchó de su casa y los niños quedaron a cargo con su padre-abuelo. Ella no se quedó con los brazos cruzados y presentó una denuncia. No por las violaciones, sino porque quería la tenencia de los chicos. Uno de ellos nació con una deficiencia mental, que motivó que la Justicia sospechara de un integrante de la familia como presunto progenitor. Así fue que se desentrañó lo que estaba sucediendo. La investigación arrojó que la joven fue violada por más de veinte años y, por más que esta se resistía, era golpeada por su padre. Por el castigo, la víctima trató de quitarse la vida ingiriendo el contenido de cuatro cajas de pastillas. Fue encontrada por unos parientes, logró salvar su vida y denunció a su padre.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.