access_time 09:48
|
30 de noviembre de 2009
|
|

Diego

Por ahí se nos van las palabras para el lado de los tomates. El pensamiento las arrastra y las instala en un lugar que no tiene nada que ver con el sentimiento o con los principios morales que nos rigen. Y entonces aparecen ofensivas, agresivas, hirientes, lacerantes.

    Por ahí se nos van las palabras para el lado de los tomates. El pensamiento las arrastra y las instala en un lugar que no tiene nada que ver con el sentimiento o con los principios morales que nos rigen. Y entonces aparecen ofensivas, agresivas, hirientes, lacerantes. Nos ocurre cuando nos enojamos con los pibes, por ejemplo, o cuando confrontamos con nuestra media naranja, que en ese momento se transforma en medio limón, porque responde la guacha y a veces con palabras más hirientes que las nuestras.

    “¡Sos un animal, cuadrúpedo, heterogéneo!, y no me vuelvas a decir lo que me dijiste, porque te tiro con el lavarropas con ropa adentro y todo”. Sí, las palabras nos hacen meter la pata, o la boca, para ser más precisos. Decimos a veces: “¡Ah! Si pudiera borrar lo que dije en aquella noche de copas en la que el malbec me dictó aquellas frases. Tal vez recuperaría a varios amigos”. Maradona no tomó antes del partido con Uruguay. Por lo menos, no que uno sepa. Pero después del partido con Uruguay estaba como borracho de emociones, desbordado, se le escapaban los epítetos de una manera incontrolable y las puteadas, perdón, a veces hay que nombrarlas con todas las letras, eran como vómitos de agresión.

    Entonces dijo lo que dijo. ¿Se acuerda, no? No lo repito porque puede haber adultos leyendo. La indignación de la comunidad fue notoria, pero la AFA se hizo la distraída, como Cobos en la Casa Rosada, y tuvo que intervenir la FIFA, la que le aplicó de puntín y al ángulo dos meses de suspensión, pero total, ni tocar la pelota, querido, ni acercarte por una cancha ni dirigir un partido, aunque sea de la selección sub 12. Por lo tanto, Dieguito no podrá estar en la ceremonia de sorteo de los grupos que conformarán el mundial de Sudáfrica.

    Van a estar presentes todos los presidentes de las asociaciones de los distintos países y técnicos muy afamados, menos Diego, que lo mirará por televisión. Está castigado, está en penitencia. Por lo tanto, querido muchacho de tantas historias, recordad que el pez por la boca muere, que en boca cerrada no entran moscas y tampoco salen, que a buen entendedor pocas palabras y que si no tienes algo importante que decir, no digas nada. Una última: la pelota no se mancha, pero la lengua sí.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.