access_time 10:58
|
1 de noviembre de 2006
|
|
ESTAFAS A BENEFACTORES

Dice que es cura y pide plata para un comedor comunitario que no existe

El Arzobispado reconoció la existencia de un falso clérigo, quien recauda dinero para comprar alimentos. Actuaría desde el 2002

    Con el mejor verso, la mayor de las mentiras, la cara más dura y utilizando el título de sacerdote, una persona, a quien ninguna de sus víctimas le vio el rostro, se presenta como el padre Conrado, con el objetivo de pedir ayuda para el comedor La asita de José, donde dice alimentar a 200 chicos.

    El insólito caso fue confirmado por quienes aportaron dinero, la parroquia Nuestra Señora de Fátima y el Arzobispado de Mendoza. Un grupo de jóvenes seguidores del padre Conrado, era el encargado de entregar un recibo cuando los fieles colaboraban con el supuesto proyecto en el que aparece una dirección y teléfono. Además, dicho documento está firmado por una mujer llamada Catalina Ibáñez, quien figura como la directora.

COMPROBADO. El Sol fue hasta la calle Fray Mamerto Esquiú 1537, de Villa Marini, Godoy Cruz, y encontró que en esa dirección hay una casa muy humilde donde viven una mujer junto a sus 7 hijos. Esta señora explicó que funcionó un comedor, pero que sólo estuvo tres meses del año pasado. La fecha del recibo que dio inicio a la investigación es el 4 de setiembre del 2006. El padre Conrado sabe muy bien a quiénes pedirle dinero y a quiénes no. Siempre elige a gente de alto poder adquisitivo, gerentes del rubro petrolero, titulares de empresas de seguridad, médicos clínicas privadas y un sinfín de víctimas más.

    Es que este ilícito el hombre lo vendría realizando “desde, al menos, hace cuatro años y medio”, expresaron desde la parroquia Nuestra Señora de Fátima, de Godoy Cruz. Por su parte, el canciller del Arzobispado, diácono Ricardo Olmedo, explicó que este tema ya es conocido por la curia local y que, hace pocas semanas, una persona llamó por teléfono preguntando si existía algún padre Conrado, ya que había colaborado en reiteradas oportunidades con este hombre, quien le solicitó ayuda económica para su comedor. “La persona llamó preocupada y dijo que nos iba a traer todos los recibos que el hombre le había dado, pero nunca vino”, comentó Olmedo. Además, sostuvo que en toda la diócesis no hay ningún cura de apellido Conrado.

ALGUNOS CASOS. Uno de los benefactores relató que, en la última de las veces que se comunicó telefónicamente con Conrado, este le dijo que necesitaba 400 pesos para pagar la leche de los chicos y que se los iba a devolver al otro día, cuando cobrara un cheque. El empresario petrolero accedió al pedido y, luego de una semana, se comunicó al teléfono que aparece en la factura y le dijeron que allí no existía ningún padre Conrado.

    Otro de los elegidos por el delincuente es un médico, quien trabaja en un consultorio del centro de la ciudad. La secretaria del profesional comentó que tienen tres recibos de las colaboraciones hechas por el doctor.Uno es del 11 de julio, otro del 4 de agosto, y el último del 18 de setiembre.

TESTIGOS DE LO OCULTO. El miedo reina en los vecinos de la cuadra en donde supuestamente funciona La casita de José. Algunas de las personas que viven allí no quisieron comprometerse con sus declaraciones, pero dejaron en claro que algo extraño sucede. “Un día vino un hombre con una camioneta llena de mercadería para el comedor y fue grande la sorpresa que se llevó cuando se dio cuenta que en la dirección que figuraba en los recibos que tenía no existía ningún comedor”, explicó una vecina.

    El cura párroco de Nuestra Señora de Fátima, Hugo Astudillo, manifestó: “Esta persona es un chanta. Sabe bien lo que hace y es muy inteligente, cuando se da cuenta que se le puede complicar, se borra y no aparece más. La gente llama permanentemente, al menos una vez a la semana se comunica alguien para informarse sobre el padre Conrado y le decimos que no lo ayude porque es un ladrón”, remarcó el sacerdote. Los religiosos no pueden dar con el delincuente que lleva años estafando a la gente ya que, según comentaron, cambia las direcciones y los nombres del comedor permanentemente

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.