access_time 16:53
|
8 de marzo de 2007
|
|

DÍA DE LA MUJER: ENFRENTANDO DESAFÍOS, GENERANDO CAMBIOS

Este título tal vez sintetice y esté presente en la larga historia de la mitad de la humanidad. Hacia fines del siglo XIX, las mujeres fueron ocupando, con tenacidad y esfuerzo, espacios en el ámbito publico

    Este título tal vez sintetice y esté presente en la larga historia de la mitad de la humanidad. Hacia fines del siglo XIX, las mujeres fueron ocupando, con tenacidad y esfuerzo, espacios en el ámbito publico. Con avances y retrocesos durante el siglo XX, la participación pública y política femenina significó un hecho positivo.

    El ejercicio de la ciudadanía plena hizo que en los últimos 50 años alcanzaran puestos impensables en organizaciones públicas y privadas. Pero, cuando medimos estos avances por clases sociales, se percibe una desigualdad cualitativa y cuantitativa en los logros. Esta contradicción en el análisis nos lleva a reflexionar y a afirmar que, más allá de la satisfacción por los logros en nuestros anhelos, todavía quedan deudas, y es por ello que debemos seguir enfrentando desafíos y generando cambios.

    Los que nos debemos: · Aún permanece la violencia contra la mujer en forma endémica, tanto en el ámbito público como en el privado. · Las responsabilidades compartidas en el ámbito familiar deben ser una práctica cotidiana y no sólo una expresión de deseo, porque los resultados se reflejan en una sobrecarga de trabajo en la mujer.

    Aportes de una investigación sobre el uso del tiempo nos da los siguientes datos: a las mujeres que se ocupan de tareas domésticas, esto les implica una jornada de 7 horas y 20 minutos. Las jornadas de trabajo de empleo remunerado es de 7 horas 16 minutos más 4 horas 17 minutos de trabajo domestico, siendo un total de 11 horas 33 minutos, debiéndose agregar a esto la falta de reconocimiento y valoración del trabajo doméstico.

    Sabemos que el fortalecimiento personal contribuye a la autonomía y las estrategias de supervivencia generan cambios, pero se trata de dar saltos cualitativos y no sólo de sobrevivir. La experiencia nos muestra que, cuando las mujeres descubren recursos impensados para sí, se modifican no sólo a sí mismas, sino también a su entorno.

    Debemos todavía seguir esforzándonos día a día para que la ley se vea confirmada por la práctica social y podamos escribir una historia de equidad entre varones y mujeres. La defensa de los derechos no es un tema sólo de mujeres, debemos estar convencidas/os de que es una cuestión de profundo interés social.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.