access_time 19:34
|
10 de octubre de 2006
|
|

Detras del experimento Mosh

Rockero, jazzero, electrónico (cualquier estilo le cabe bien a sus integrantes), caracterizado por la transgresión y versatilidad de sonidos, o el mejor llamado swing chicano alternativo.

       Alejandro Rosso (programaciones, voz y teclados) y Jonás Gonzales (guitarra y voz) integran la dupla que, nutridos por la música de La mala vecindad, La lupita, Titán (bandas mexicanas pioneras) o Ministry, por nombrar algunas de sus preferidas, marcó su propia huella. Y tuvo éxito. Así, luego de aterrizar en el Pepsi Music, los Plastilina llegaron la semana pasada a Mendoza y concretaron un DJ set en el hall de la FM 100.9, Estación del Sol. Antes, los músicos (con un estilo gravemente mexicano), compartieron una entrevista con Protagonistas, frescos, distendidos, bien al estilo Mosh.


       SIMBIOSIS MEXICANA. La visita de esta banda tuvo como fin "llegar a más gente", según aclaró Jonás. Sin embargo, los Plastilina trajeron en el equipaje su reciente trabajo, Tasty, una recopilación de temas viejos entre los que se cuelan sólo algunas novedades, como la canción Millonaire. Este es el quinto CD de una trayectoria que comenzó en 1996:"Ese año hicimos nuestro primer toquín (recital) en Monterrey con el nombre de Plastilina Mosh. Antes, Alejandro tocaba en Carmienses y yo, en Cuervos de Malta", comentó Gonzales."A mí me gustaba el metal, las cosas ruidosas", opinó Jonás y Rosso interrumpió:"A mí no me gustaba el rock, se me hace muy predecible ese formato.


      Yo vengo de una música más instrumental, esa que no necesita de la lírica para brillar". ¿En qué coincidían, entonces, ambos músicos? Como aseguraron casi al unísono (la seguridad es inquebrantable),"ambos amábamos a Ministry (agrupación que combina el metal con programaciones y música electrónica), esa fue nuestra mejor excusa. Con Plastilina Mosh pudimos hacer cosas que con nuestras bandas no podríamos haber hecho". De allí, una vez que se animaron al proyecto común, surgió Niña bomba, tema que les abrió el camino directo hacia Aquamosh, su primer éxito discográfico. "El primer y segundo disco tuvieron una energía sorprendente. Pero, sin dudas, fue el tercero (Juan Manuel) el más divertido y, a mi parecer, el mejor, porque nos dimos el lujo de que lo produjera Alejandro", opinó Jonás.


      PLASTILINA MOSH EN ARGENTINA. El "experimento Mosh", como lo denominan sus creadores, apeló para existir a la satisfacción propia:"Lo único que teníamos que hacer era no negarnos a una idea hasta no escucharla", y quizá fue ello lo que los llevó, vertiginosamente, a traspolar fronteras y posicionarse en mercados tan exigentes como el Argentino: "En este país, el gusto por la música es más refinado, porque existe desde hace mucho tiempo.


      Viajamos a Colombia, Venezuela, Estados Unidos y Puerto Rico, pero venir a Argentina era un asunto pendiente, ya que la consideramos el padre del rock latinoamericano", aseguró Alejandro, confesando luego cierta admiración por Soda Stéreo y Miguel Mateos, entre otros hitos nacionales. Los músicos participaron del reciente Pepsi Music, realizado en Buenos Aires, y al respecto dijeron:"Nos tocó un día rudo, estaba La vela puerca. Tuvimos suerte porque nos vio mucha gente, nos sorprendió la convocatoria y, sobre todo, el reconocimiento".


     AUTODEFINICIÓN. "Hay un sentido del humor muy rasposón, negro, de mal gusto. Además, ninguna canción es igual a la anterior", definió Gonzales, a lo que su par agregó:"Es más fácil prostituírte en distintos estilos de música que pegarte a uno sólo". Al finalizar, los músicos adelantaron:"Queremos volver a Mendoza el año próximo para ofracer un recital. Esta provincia es muy similar a nuestro Monterrey". 

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.