access_time 19:19
|
24 de septiembre de 2009
|
|
EX MILITAR APRESADO EN ESPAÑA

Detenido por los ?vuelos de la muerte?

El ex teniente de la Armada y aviador Julio Alberto Poch fue detenido en el aeropuerto de Valencia, España, a pedido del juez federal Sergio Torres, porque se sospecha que durante la última dictadura piloteó algunos de los ?vuelos de la muerte? con que la Marina arrojó al mar a prisioneros de la ESMA, se informó ayer en los tribunales

BUENOS AIRES (DYN). El ex teniente de la Armada y aviador Julio Alberto Poch fue detenido en el aeropuerto de Valencia, España, a pedido del juez federal Sergio Torres, porque se sospecha que durante la última dictadura piloteó algunos de los “vuelos de la muerte” con que la Marina arrojó al mar a prisioneros de la ESMA, se informó ayer en los tribunales. La detención del ex oficial de la Armada, que en los años 80 se fue a vivir con su familia a Holanda y obtuvo la ciudadanía de ese país, se concretó antenoche en el aeropuerto de Manises, Valencia, adonde aterrizó comandando un avión de la compañía de vuelos baratos Transvia, propiedad de KLM-Air France, que 40 minutos más tarde tenía previsto regresar a Amsterdam.

    “Puedo confirmar que el piloto de la aerolínea Transvia fue detenido ayer (por el martes) en Valencia”, indicó en Amsterdam a la agencia francesa AFP el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Herbert Brinkman. Poch tiene 57 años, estudió en el Colegio Nacional Buenos Aires, de donde egresó como bachiller en 1968. Entre 1969 y 1972 cursó en la Escuela Naval Militar en Río Santiago y luego se especializó en el arma de la aviación naval, adonde llegó al grado de teniente de fragata. Se retiró el 1 de febrero de 1981, según informó la Subsecretaría de Derechos Humanos.

    Las fuentes judiciales precisaron que quedó involucrado en la llamada megacausa ESMA a partir de una investigación que realizó en Holanda en diciembre del 2008 el juez Torres, quien viajó a los Países Bajos a tomar testimonios a varios pilotos aéreos compañeros actuales del ex marino y luego de ello ordenó su captura internacional, el 25 de febrero de este año. En ese viaje, el magistrado escuchó en la ciudad de Amestelveen a un aviador colega de Poch decir que durante una cena en Bali, Indonesia, este habría confesado su participación en los “vuelos de la muerte”, y precisó: “Exactamente me dijo cuando a bordo de su avión se echaba fuera de la borda a personas con vida con el fin de ejecutarlas”.

    También, siempre según las fuentes, contó que el ex marino justificó los “vuelos de la muerte” como forma de eliminación porque, según él, “se trataba de terroristas”, y también opinó que las Madres de Plaza de Mayo y otros deudos “no se deben quejar porque sabían que sus hijos y sus esposos eran terroristas”. El testigo dijo al juez que entonces se enojó con Poch porque “uno no puede imaginar cosas tan terribles”, y agregó que el aviador argentino se excusó diciendo que la represión ilegal, a su criterio, “era una guerra”, y que los prisioneros arrojados al mar no habrían sufrido porque “habían sido drogados previamente”.

    Otro piloto que participó en aquella cena relató a Torres que el ex teniente de fragata defendió aquella noche la dictadura argentina de 1976 a 1983, cuando ellos comentaban asombrados que Jorge Zorreguieta, suegro del príncipe holandés Willem Alexander y padre de la princesa Máxima Zorreguieta, había sido secretario de Agricultura del dictador Jorge Videla. “Nos decía que teníamos una imagen errónea de esa época”, confió. Un tercer comandante aéreo afirmó que “su comportamiento era impresionante, defendía el hecho de haber arrojado gente al mar. Él todavía defiende sus argumentos tras pasar treinta años, cree que tiene razón. Lo ves en su cara, en su ferocidad”.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.