access_time 15:47
|
29 de octubre de 2009
|
|
CASO URBANI

Detenido por el asesinato de Tigre confirmó participación

BUENOS AIRES (TÉLAM). El joven de 21 años que el martes a la noche se entregó a la policía en Garín por el crimen de Santiago Urbani, cometido el 10 de este mes en Tigre, confesó ayer ante la Justicia haber participado del hecho y comprometió a uno de los dos adoles

    El joven de 21 años que el martes a la noche se entregó a la policía en Garín por el crimen de Santiago Urbani, cometido el 10 de este mes en Tigre, confesó ayer ante la Justicia haber participado del hecho y comprometió a uno de los dos adolescentes de 16 presos por el homicidio. Fuentes judiciales informaron a Télam que se trata de Emiliano Herrera (21), quien fue indagado ayer por la tarde por los fiscales de San Isidro, Rodrigo Caro y Cosme Iribarren, a cargo de la causa. De acuerdo con los voceros consultados, Herrera admitió haber participado del asalto a la casa de Urbani (18) pero dijo que quien estaba armado con la escopeta era un cómplice de 16 años.
    Según las fuentes, se trata del chico apresado en su casa de Garín, frente a un terreno donde se encontró enterrada la escopeta, y que luego confesó haber participado del crimen ante los fiscales del Fuero Penal Juvenil pero aclaró que él no fue quien disparó contra la víctima. Sin embargo, los investigadores creen que fue este chico el autor material del homicidio, precisaron los informantes. Este adolescente y otro de la misma edad fueron procesados ayer con prisión preventiva por la jueza de Garantías 2 del Fuero Penal Juvenil, Patricia Klentak, quien decidió que permanezcan detenidos en institutos bajo un régimen cerrado de máxima seguridad (ver aparte).
    Horas después de esa decisión judicial, Herrera, junto a su madre, se entregó a la policía en una parroquia de Garín. La causa tiene otro detenido, Carlos Gálvez (34), quien ya se declaró inocente ante la Justicia, aunque varios vecinos de Garín lo señalaron como el autor del incendio del auto de Urbani, el cual la banda abandonó en esa zona luego de matar al chico. En tanto, hay un quinto sospechoso por el que ya se libró su orden de captura y que hasta esta tarde permanecía prófugo. El crimen de Urbani fue cometido en la madrugada del sábado 10 de octubre, cuando el estudiante de musicoterapia llegó a su vivienda ubicada en Liniers 1988, de Tigre, en su auto, y fue amenazado por, al menos, tres ladrones, que le exigieron entrar a la casa. Una vez en el interior, el joven entregó varios objetos electrónicos, entre ellos un DVD, una cámara de fotos digital y el amplificador de una guitarra.
    Al momento del hecho, dentro de la vivienda dormían la hermana y la madre del adolescente, quien contó que los delincuentes dejaron inconsciente a su hijo y que luego de “robar todo”, lo llevaron a otra habitación, lo fusilaron de un disparo en la cabeza y huyeron con su auto, un Chevrolet Corsa gris.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.