access_time 09:58
|
17 de noviembre de 2009
|
|

Destituyente

¿Hay una actitud desestabilizante en algunos sectores de Argentina?

    ¿Hay una actitud desestabilizante en algunos sectores de Argentina? Si uno se atiene a los comentarios de la calle y a muchos que circulan por internet, puede enterarse del malestar que hay en danza. Algunas opiniones en el cíber espacio sobre el Gobierno nacional son realmente crueles, insultantes, cuanto menos. Le dicen de todo al matrimonio que nos gobierna. No quiero repetir algunos de esos conceptos, porque voy a quedar en calidad de Maradona. El 2009 no ha sido un año fácil para el Gobierno y todavía falta el final, cuando asuman los legisladores votados en junio y, entonces, obtener quórum propio les va a costar más que el fútbol de la AFA.
 
    Bueno, en realidad el fútbol de la AFA nos sale caro a nosotros. La situación tiene microclimas. No es lo mismo el parecer de los habitantes de las provincias que la forma de mirar lo que ocurre que tienen los porteños. Porque ellos están en el lugar donde atiende Dios, pero no pueden llegar adonde atiende, porque todas las calles están cortadas. Los movimientos piqueteros asolan Buenos Aires a tal punto que para poder llegar en auto de un lugar a otro lo más conveniente es ir a pie.

    Las declaraciones de algunos dirigentes de la oposición, sus actitudes también, y la desembozada guerra del gobierno contra algunos medios ha enrarecido el aire que se respira, que ya de por sí es un aire lleno de basura. Cristina ha salido a decir que hay protestas provocadas para poner de mal humor a la sociedad y denunció un presunto plan destituyente, como si muchos quisieran que se posase una vez más un helicóptero sobre la Casa Rosada. Es bueno que la presidenta se dé cuenta del mal humor de la sociedad.

    El país sigue remando en el dulce de leche y, como siga la sequía en el campo, vamos a terminar importando la leche para hacer el dulce. Pero eso de destituyente me parece una exageración. Los argentinos votamos un gobierno por cuatro años y todavía no llevan dos de mandato. Lo bueno que nos puede pasar es que Cristina termine con su período, y lo bueno dentro de lo bueno, es que asuma los errores cometidos y en ese tiempo trate de acertar más asiduamente, en beneficio de todos. Si hasta ahora sólo ha cosechado tempestades, ¿para qué seguir sembrando tormentas? Después, en el 2011 que el pueblo decida. Podemos equivocarnos, pero ya nos hemos equivocado tantas veces. De los errores se aprende, dice el dicho. Tal vez, algún día, nos recibamos en licenciados en errores.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.