access_time 12:53
|
8 de noviembre de 2018
|

Desesperación y terror: así fue la masacre de California

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1541692307406636772830123860276.jpg

Testigos contaron cómo vivieron el ataque en un bar. Mientras, familiares buscaban en hospitales a seres queridos que estaban en el lugar.

Testigos describieron momentos de desesperación y terror vividos durante la masacre en el bar del sur de California, mientras que familiares buscaban en hospitales a seres queridos que estaban en el lugar y de los que no tenían ninguna noticia.

Erika Sigman, de 19 años, dijo al diario Los Angeles Times que empezó a correr hacia la salida del Borderline Bar de la localidad de Thousand Oaks apenas escuchó los disparos y el griterío.

“Soy residente de Thousand Oaks. Este es un lugar seguro. Mis padres me dejan venir, es un lugar confiable. Saber que esto pasó en un lugar en el que me siento segura me da mucho miedo. No me esperaba que pase esto en Thousand Oaks", señaló.

"La gente gritaba y se escondía o parapetaba donde podía, en el baño, en los rincones o debajo de las mesas de pool. Algunos usaron barras y sillas para romper ventanas y ayudar a decenas de chicos a escapar", agregó.

La joven Teylor Whittler dijo que fue al bar para celebrar su cumpleaños número 21. Estaba bailando con amigas cuando escuchó un sonido que parecía de fuegos artificiales, pero cuando se dio vuelta se encontró con un hombre que blandía un arma.

"Escuché gritos de '¡abajo, abajo!'. Fue muy, muy perturbador. Parecía que el atacante sabía lo que hacía", dijo la joven al canal KABC-TV, parada junto a su padre en el estacionamiento del bar.

Nellie Wong, quien también celebraba su cumpleaños de 21, dijo que se lastimó las rodillas al tirarse al suelo cuando oyó los tiros.

Wong dijo que creyó que el atacante, que tenía una capucha negra, camisa y pantalones negros con una bufanda que tapaba su cara, tiró bombas de humo cuando irrumpió.

“Gracias a Dios que no me vio para nada. Me quedé helada, dejé de respirar", dijo Wong, estudiante de la universidad California State University Channel Islands en Camarillo. “Mi corazón latía rápido", agregó.

Cole Knapp, un estudiante de la universidad Moorpark College, dijo que estaba en el bar cuando comenzaron los disparos, pero que al principio pensó que era "sólo alguien con un lanzacohetes M-80, haciendo una broma".

Pero luego vio al atacante, vestido con gorra y capucha negra y blandiendo un arma de puño. "Traté de cubrir a cuantas personas pude", relató.

"Había una salida justo a mi lado, así que pasé por ahí. Esa salida da a un patio donde la gente fuma. La gente que estaba ahí no sabía lo que estaba pasando. Ahí hay una cerca, así que dije 'salten todos la cerca rápido', y yo los seguí", prosiguió.

Agregó que en la calle se encontró a un policía de tránsito.

"Le grité, '¡hay un tirador ahí adentro!’ Al principio pareció no creerme, pero después vio que era en serio", dijo.

Knapp contó que algunos de sus amigos estaban desaparecidos.

El padre de Cody Coffman, un joven de 22 años, dijo que no tenía noticias sobre su hijo.

"Esto me está destrozando", señaló a CNN, y contó que fue alertado de la situación por un amigo de su hijo, que estaba con él en el bar.

"Algunas de sus amigas salieron, pero no sabían adónde estaba Cody", dijo Jason Coffman en un centro adonde otros padres fueron llamados a esperar información.

El hombre dijo que en el lugar había entre 20 y 25 personas buscando noticias de sus seres queridos.

Coffman dijo que llamó al celular de su hijo pero nadie le respondió, y que la aplicación de rastreo de su teléfono confirma que Cody estaba en el bar.

"Está ahí adentro, no se mueve, ese es el problema. Su teléfono está en el club. Todo lo que puedo hacer es rezar por las víctimas y por los seres queridos que están adonde estoy yo", señaló.

Adam Housley buscaba a su sobrina de 18 años, Alaina Housley, en un hospital de Thousand Oaks. El hombre contó que el Apple Watch y el iPhone de su sobrina todavía mostraban que estaba en el bar.

"Algo me dice que está dentro del bar, muerta. Espero estar equivocándome", declaró.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.