access_time 21:06
|
26 de octubre de 2009
|
|
COLÓN - SAN LORENZO

Desde Santa Fe, la punta se tiñó rojinegra

El Sabalero le quitó el invicto al Ciclón y se convirtó en el único líder del Apertura. El miércoles, los de Mohamed visitan a Independiente.

SANTA FE (TÉLAM). Colón tomó anoche la cumbre del torneo Apertura y desalojó de ella al, hasta esta décima fecha, invicto San Lorenzo, al vencerlo 2 a 1 en Santa Fe con dos goles de Federico Nieto y la insólita expulsión del defensor de los visitantes Pablo Pintos por golpearse con su compañero Renato Civelli. Los tantos de Nieto llegaron en el comienzo de cada período y fueron claves para la definición del partido, casi tanto como la mencionada expulsión del uruguayo Pintos, quien en el entretiempo y cuando ingresaba a la manga se tomó a golpes con su compañero de defensa Renato Civelli.
    Sin embargo y pese a que el ex Banfield lo tomó del cuello, el árbitro Sergio Pezzotta solamente advirtió la agresión del oriental y lo terminó expulsando. Esta circunstancia y el gol de Nieto a los dos minutos del segundo período parecieron cerrar la historia, pero sobre el cuarto de hora se fue expulsado Germán Rivarola en el local por una mano que derivó en doble amarilla y todo quedó en paridad numérica. Y, exactamente sobre la media hora de la etapa final, el zaguero Marcelo Goux venció su propia valla intentando despejar un centro con destino al goleador Bernardo Romeo, que entraba a sus espaldas. Por eso, los fantasmas de mitad de campeonato, esos que invaden cada temporada a Colón cuando está luchando con posibilidades en los puestos de vanguardia, volvieron a invadir el Cementerio de los elefantes.
    Y esto, pese a que Diego Simeone también se fue expulsado y Nelson Vivas fue el que se quedó haciendo las pertinentes indicaciones, aunque sin la impronta del Cholo. Ya en el torneo Clausura pasado, el Negro santafesino estaba 2 a 0 arriba frente a Vélez Sarsfield, finalmente campeón, al cabo del primer tiempo, y en el segundo terminó perdiendo 4 a 2. Por eso, más allá de que cada gol llegó por desbordes de Ricardo Gómez por izquierda (el primero) e Ismael Quiles por derecha (el segundo), el técnico Antonio Mohamed decidió suplantarlos en el segundo tiempo. Y, más allá de preservarlo para el partido del miércoles con Independiente en la inauguración del estadio Libertadores de América en Avellaneda, el Turco también sacó a Esteban Fuertes para ubicar en su lugar al volante central Cristian Pellerano, buscando conservar la magra diferencia que lo llevaba a la punta.
     Y aunque terminó sufriendo, finalmente, Colón llegó a la punta en soledad frente a su público, solidificó sus pretensiones de clasificarse a la Copa Libertadores 2010 y espantó los fantasmas de la inestabilidad que lo habían perseguido a lo largo de su historia.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.