access_time 16:15
|
23 de agosto de 2006
|
MARCELO VÁZQUEZ

Desde el Este hasta el Parque

El ex jugador de San Martín y Palmira, ahora técnico de Gimnasia y Esgrima, habla de su vida más allá del fútbol, de política, de sus valores y de su familia.

    La platea de escalones gigantes de la cancha de Gimnasia estaba vacía, como casi todos los martes a la siesta. Con Marcelo Vázquez, el DT de Gimnasia nacido en Palmira, primero fueron las fotos. Luego, fue mostrando su vida intensa. Esa fuera del fútbol, fuera de los gritos, de las charlas técnicas y las estrategias por cumplir.

¿Cómo analizás a nuestro país?

    Sinceramente, veo que está repuntando, por lo que mi familia y yo hemos vivido. Dentro de todo, hay una estabilidad que años atrás no había. Cuando todo se fue al carajo, la sufrimos. Ahora, se crece, suave pero seguro. Estoy empapado de la política porque mi viejo ha trabajado de eso.

¿A quién votaste la última vez?

    Siempre he votado al partido Justicialista. Desde Menem a Kirchner, porque he trabajado con mi viejo y estamos identificados con el partido justicialista. Mi papá fue concejal 4 años y actualmente trabaja con el intendente de San Martín, Jorge Jiménez.

¿De Carlos Menem qué pensás? ¿Te equivocaste al votarlo?

    No creo que yo me haya equivocado. Él fue quien se equivocó con lo que hizo. Fue presidente porque mucha gente le tuvo fe y lo que terminó haciendo al último no fue para nada bueno. Pero siempre me mantuve en la línea del justicialismo y ahora creo que no me equivoqué votando a Kirchner.

¿Me podés decir cuál ha sido tu momento más feliz y tu momento más triste?

    Creo que los dos están en el mismo momento. Los más felices han sido cuando nacieron mis tres hijos. Y el momento más duro fue cuando perdí a una de mis hijas. Mi hija María Micaela tenía una hermanita melliza y, por desgracia, falleció cuando tenía 30 meses de vida. Fue el momento más duro de mi vida. Gracias a mis seres queridos salimos adelante.

¿Te considerás una persona feliz?

    Sí, porque tengo mi familia bien constituida. Están todos tranquilos, están bien. No me sobra nada, pero tampoco me falta. Sobre todo, tengo algo que me llena de satisfacción, que es que la mamá de mi hijo Agustín, con quien no estamos actualmente juntos, tiene una buena relación conmigo y con mi actual señora. Eso me pone muy feliz porque veo a mis hijos muy bien, y eso es fundamental.

¿Qué harías si te encontrás 100.000 dólares?

    Los devuelvo.

¿Los devolvés?

    Sí, sí... los devuelvo. Supongamos que te los tenés que dejar. Siempre lo hablamos con mi señora, que nos gustaría crear una fundación o algo parecido. Si tuviera esa guita, ayudaría a los pibes de la calle de alguna forma. Me encantaría hacerlo.

¿A quién querés agradecer por lo que sos?

    A mis viejos, a mi papá y a mi mamá. Ellos me criaron así. Frontal, sincero y con mis errores, como cualquier persona. A mi esposa Rosa Marina, a mis hermanos y a los abuelos de mi hijo Agustín, que me ayudaron muchísimo. Además, me quiero acordar de un amigo mío, Sergio Martínez. El Pucho es un gran tipo al que quiero mencionar en este momento, un tanto complicado para él.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.