access_time 15:27
|
8 de noviembre de 2019
|
Investigación

Descubren un vaper que se creó para provocar adicción

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1573128648013Captura%20de%20pantalla%202019-11-07%20a%20las%209.06.31.jpg

La idea de Juul Labs fue desde sus comienzos tener un cigarrillo electrónico que fuese adictivo en jóvenes que no fumaban.

La fórmula de Juul Labs para cigarrillos electrónicos los volvió tan adictivos que los posicionó de manera atractiva entre adolescentes y otros usuarios nuevos que de otra manera nunca habrían fumado.

Desde su lanzamiento, la compañía de cigarrillos electrónicos captó a miles de usuarios que buscaban por distintos motivos probar el vapeo. Sin embargo, ahora, con cifras alarmantes de heridos y víctimas fatales, se revelan los secretos detrás de la comercialización del producto.

La epidemia del uso de nicotina en adolescentes provocó una ola de críticas sobre la compañía norteamericana fundada por Adam Bowen y James Monsees. Investigadores del Congreso estadounidense, procuradores generales estatales y los defensores de la salud, se han propuesto develar si la compañía apuntó a los jóvenes a través de su comercialización y los sabores de algunos líquidos de nicotina de Juul.

Una investigación que llevó a cabo la agencia de noticias Reuters descubrió que, desde los primeros días de la firma, los expertos discutieron y debatieron las preocupaciones sobre los atributos más fundamentales del producto: su potencia y su adicción.

La fórmula que hizo que el cigarrillo electrónico fuera tan adictivo hizo que el producto fuera especialmente atractivo para los más jóvenes y otros usuarios nuevos que nunca habrían fumado, según entrevistas con más de una docena de investigadores del tabaco, pediatras y una investigación independiente sobre la química de la nicotina.

La historia

La compañía había llegado a la conclusión de que los consumidores rechazaban en gran medida los cigarrillos electrónicos, según advirtieron ex empleados de Juul a Reuters, porque los dispositivos no lograban entregar suficiente nicotina o lo hacían con un sabor extraño. Los desarrolladores de la compañía abordaron ambos problemas con una estrategia alteración que encontraron al rastrear antiguas investigaciones: agregar ácidos orgánicos a la nicotina, lo que permitió una combinación única de sabor suave y una dosis potente.

Los empleados probaron las nuevas formulaciones de nicotina líquida ellos mismos y también con extraños que fumaban en la calle. “A veces, la mezcla era demasiado fuerte: contenía suficiente nicotina para hacer temblar las manos de algunos probadores o enviarlos al baño a vomitar”, dijo a Reuters un ex gerente de la compañía.

Al final, funcionó. La fórmula suministró nicotina al torrente sanguíneo de manera tan eficiente, de hecho, que los ingenieros de la compañía exploraron características para evitar que los usuarios ingirieran tanta droga, demasiado rápido. Los fundadores de Juul solicitaron una patente en 2014 que describía métodos para alertar al usuario o deshabilitar el dispositivo cuando la dosis de una droga como la nicotina supera un cierto umbral.

Una idea inicial era apagar el dispositivo durante media hora o más después de una cierta cantidad de inhalaciones, dijo Chenyue Xing, un ex científico de Juul que ayudó a patentar su fórmula de nicotina líquida. La preocupación surgió en parte del hecho de que un Juul, a diferencia de un cigarrillo, nunca se apaga, aseguró Xing en una entrevista.

Fuente: Infobae

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.