access_time 07:05
|
3 de agosto de 2020
|
|
La Policía de Mendoza y la Justicia federal, en alerta

Desapareció un empresario e investigan un secuestro extorsivo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1594824874392Tribunales%20Federales%2015-07%20-%20Walter%20Talotti.jpg
El caso está en manos del fiscal federal Fernando Alcaraz e Investigaciones de la provincia.

Se trata de un ex aduanero que dejó de ser visto el martes de la semana pasada. La familia recibió un llamado donde le exigían una millonaria suma en dólares. No hubo más comunicaciones.

Los policías más importantes de Mendoza y las autoridades del Ministerio Público de la Justicia federal están en alerta desde hace casi una semana por la desaparición de un empresario que tiene base en un barrio exclusivo de Godoy Cruz.

El martes 28 de julio dejó de ser visto por sus familiares y, a las pocas horas, contaron que recibieron un llamado corto pero directo que los sumergió en la preocupación: una voz masculina les solicitó una millonaria suma de dólares si querían volver a verlo.

Desde un día después, sus parientes no tuvieron más novedades de él, por lo que efectivos de la Dirección de Investigaciones de la provincia y el fiscal federal Fernando Alcaraz iniciaron los trabajos investigativos de rastrillaje en conjunto como un caso de secuestro extorsivo.

En un principio, por recomendación de un abogado cercano, los familiares del hombre desaparecido, identificado como un ex agente de aduana, radicaron una denuncia por averiguación de paradero en una oficina fiscal, detallaron fuentes consultadas por El Sol.

El último lugar en donde creen que estuvo fue en una propiedad que adquirió en los últimos tiempos en Guaymallén. En ese lugar, presumen, pudo haber sido retenido con fines económicos.

La hipótesis de que dejó la provincia o los lugares que frecuentaba por sus propios medios se desvaneció cuando el hermano del empresario recibió un llamado en el que le pidieron un rescate económico por su liberación, entendieron los detectives locales.

Lo extraño de la situación, agregaron fuentes policiales que tienen relación estrecha con el caso, es que hubo una sola comunicación telefónica. Hasta el domingo por la noche, la familia no había recibido más llamados ni tuvo otro tipo de contacto.

En detalle 

La reconstrucción que realizó este diario del hecho sostiene que el martes, el empresario no volvió a su casa y la familia entró en pánico porque no lograba comunicarse con él.

A las pocas horas realizaron una denuncia formal, y personal policial local obtuvo la información de que el teléfono celular del empresario estuvo activo hasta el miércoles. Por lo menos, a lo referido al uso de datos.

Básicamente, alguien utilizó el aparato no para realizar llamadas sino para navegar o utilizar el servicio de mensajería WhatsApp.

Después de esa prueba, el teléfono no emitió más señal y hasta el domingo por la noche se encontraba apagado.

La hipótesis del secuestro extorsivo tomó fuerza cuando el hermano recibió en llamado en el cual le exigían miles de dólares para liberarlo, tal como denunció.

Si bien los pesquisas no tenían confirmado 100 por ciento que estén frente a un caso de secuestro extorsivo, debido a que no hubo más llamados que lo confirmaran, la instrucción se estaba manejando bajo el más estricto hermetismo y siguiendo ese móvil.

Más allá de esto, iniciaron los trabajos en el barrio donde vivía y analizaron las cámaras de seguridad para conocer si había personas ajenas al mismo.

Así las cosas, a seis días la denuncia, nada se sabe del empresario y los últimos movimientos que realizó eran el tema más importante a desentrañar para avanzar hacia el esclarecimiento del hecho.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.