MILÁN, ITALIA (TÉLAM). El argentino Julio Ricardo Cruz, delantero de Inter, estará afuera de las canchas hasta enero debido a la lesión que sufrió en la rodilla derecha durante el partido que su equipo jugó ante Reggina, por la Liga italiana. El atacante abandonó el campo de juego a los 51 minutos y le dejó su lugar al brasileño Adriano, después de un choque con el defensor Maurizio Lanzaro, quien había intentado frenar uno de sus ataques.

    En un primer momento,s los médicos de Inter le diagnosticaron una fuerte contusión en los meniscos, pero estudios realizados ayer en una clínica de Milán demostraron que Cruz padece una “distensión en el ligamento colateral de la rodilla derecha”. El problema lo obligará a permanecer inactivo durante 40 días como mínimo, lo que le impondrá una ausencia de las canchas que se prolongará hasta enero del próximo año.

    El técnico de Inter, Roberto Mancini, había lamentado el domingo la lesión del atacante, decisivo en el ataque de su equipo. La lesión “llega cuando estaba en un gran momento”, sostuvo el entrenador, en referencia a los seis goles que tiene el argentino, uno cada 84' que jugó.