Quizás el tiempo de vacaciones para los jugadores sea el momento más arduo para el trabajo de los dirigentes en Godoy Cruz. El plantel del Expreso entró esta semana en un receso hasta el 5 de enero, ya pensando en lo que será su temporada 2007 en la disputa por el torneo Clausura. El equipo mendocino quedó licenciado y en los primeros días de enero comenzará a ablandarse aquí en Mendoza, para luego partir hacia Mar del Plata, donde se pondrá más a punto pensando en la primera fecha, ante Argentinos Juniors, entre el 10 y 12 de febrero.

         El Tomba necesita sumar mucho más que los 17 puntos que acaba de conseguir en este Apertura con una campaña de tres victorias, ocho empates y ocho derrotas. Le convirtieron 26 tantos y anotó 19 goles. El número que más preocupa en el conjunto mendocino, como siempre sucede con

LOS ÚLTIMOS 11.

        Este fue el equipo que igualó sin tantos ante Racing. los conjuntos recién ascendidos, es el del descenso. El Tomba quedó último, con 0,894, debajo de Quilmes, equipo que también deberá esforzarse para mantener la división. Godoy Cruz debería sumar cerca de 30 puntos para no descender directamente o tener que jugar una promoción. Para eso, el DT Juan Manuel Llop ya les dejó una serie de nombres como posibles refuerzos para lo que se viene. Las necesidades pasan por dos delanteros, un volante por derecha y un defensor, en principio.

      Y ya sonaron los nombres como los de Héctor Silva, El Loco Cervera, Esteban Fuertes o Lucas Valdemarín. Sebastián Carrizo, José Chatruc o el mendocino Jesús Méndez podrían llegar al Tomba. De muchos se habla y habrá que esperar.