access_time 10:21
|
6 de junio de 2021
|
|
Polideportivo

Fotos y videos: el Street BMX llena de adrenalina los espacios públicos mendocinos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1622988200661BMX3.jpg

Cientos de riders locales practican el deporte de manera amateur y dejan grandes imágenes semana a semana.

Mendoza es una de las ciudades más importantes del país y, desde hace varios años, fue adoptando diferentes modas que llegaron para instalarse a nivel mundial. Una de ellas fue el BMX, que comenzó a crecer fuerte en los 80, se consolidó en los 90 y después del 2000 no paró de crecer.

Los nostálgicos recordamos la película E.T., estrenada en 1982. En la misma, se puede ver a Elliot trasladando al pequeño extraterrestre en el canasto de su BMX marca GT. Fue, para muchos de los sudamericanos, el primer contacto visual con una bicicleta de estas características.

Estas bicicletas inundaron las calles mendocinas recién sobre principios de los 90. Así, fabricantes locales comenzaron a producirlas y ya no se venían solamente bicicletas de carrera o de paseo en nuestra provincia. Niños y adolescentes se trasladaron a los baldíos y las calles y comenzaron a desarrollar diferentes tipos de destrezas, desde la velocidad en una carrera, saltos en diferentes lugares de la ciudad y todo tipo de piruetas en las plazas.

Las siglas BMX significan Bicycle Motocross, porque el mismo nombre proviene del motociclismo, pero siendo una alternativa más accesible entre los jóvenes.

Los adolescentes de ese momento comenzaron a utilizar terrenos baldíos para armar pistas de BMX Cross; simulando las competencias de bicicletas que desde la década del 70 se realizaban en gran parte del mundo. Los ciclistas empezaron a practicar en tracks de tierra con sus bicis y de ahí surgió el BMX.

Competencia en la Casa de Gobierno

El Street BMX en Mendoza

En Gran Mendoza, más de 300 jóvenes practican actualmente la disciplina de manera recreativa. Matías Uchon tiene 26 años, es uno de los bikers destacados de nuestra provincia, y dio detalles del desarrollo de la actividad. 

"En Mendoza hay una movida muy grande de bikers. Yo, por lo general, salgo a andar con un grupo de 10, pero hay más de 300 chicos que están circulando por toda esta zona. No tenemos un grupo definido, porque siempre van rotando los chicos. Pasan los años, se suman, se bajan y va cambiando", comenzó diciendo.

Claro que es un deporte amateur en nuestro suelo. Matías es electricista y se dedica a hacer tableros. Sin embargo, en sus tiempos libres, hace lo que tanto ama: andar en bicicleta. "Ando en bici desde los 13 años, ya llevo 13 años andando en bici", tiró.

(Foto: gentileza Valentín Encinas)

El Street BMX se caracteriza por "usar los obstáculos que genera la calle. Es más o menos lo que se hace en los skatepark, pero con otra dificultad porque es en la calle". En tanto, contó que si bien tienen algunos tipos de restricciones, "en general, la gente lo toma bien siempre y cuando no rompamos nada".

Los lugares predilectos de los mendocinos son el Parque Cívico, la Plaza Independiencia y la Plaza  San Martín, contó Matías.

Además, indicó que practicar esta disciplina tiene un alto costo: "El precio de una bici de estas es de 1.200 dólares. Se ve muy simple, pero son materiales especiales con mucho tratamiento. La mayoría de las marcas que usamos son estadounidenses o europeas". A esto hay que sumarle las protecciones: un casco sale 2.900 pesos; tobilleras, 5.900 pesos; coderas, 4.000 pesos.

El BMX Street es el callejero, que busca obstáculos "naturales" en la calle, es decir, parte del terreno urbano. Ejemplos de estos obstáculos pueden ser un banco en el parque, una pared, escaleras... Por este motivo, las bicicletas de street suelen ser más resistentes que las de vert y bike-park, y no suelen usar frenos.

 

Un poco de historia

El BMX empezó en la década del 70. Uno de los pioneros fue Scott Breithaupt, quien practicaba en pistas de dirt los trucos de sus motociclistas favoritos, pero en su bici. Scott es un rider fundamental en la historia del BMX ya que además de ser el primero en realizar la primera carrera de BMX oficial, también comenzó a apoyar a los niños dando clases para promover y difundir el deporte.

Otro de los pioneros fue el exrider profesional, Bob Haro. Haro fue de los primeros en usar la BMX en skateparks y fue el padre del freestyle. Bob creó las primeras bicicletas exclusivas de freestyle con las que se empezaron a hacer una gran variedad de trucos hasta consolidar en los años 1990 el flatland y otras modalidades como dirt, vert, park, y street.

El BMX Street tenía sus aficionados, quienes a pesar de algunas falencias en los rodados utilizados, practicaban piruetas en algún playón, plaza o en la vereda del barrio.

La disciplina con el paso del tiempo fue creciendo y por estos lados se comenzaron a conseguir mejores cuadros y piezas, bicicletas más livianas, y a lo largo de este siglo la tecnología acercó las prácticas profesionales a cientos de miles de adolescentes que descubrieron en este deporte un espacio de contención y hermandad.

"Avanzó muchísimo el BMX. Ahora, las bicicletas pesan muchísimo menos que en los 90. La diferencia para hacer trucos se nota bastante", dijo al respecto Matías.

(Foto: gentileza Valentín Encinas)

TEMAS:

BMX

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.