BUENOS AIRES. En el comienzo de la 12ª fecha del torneo Apertura, San Lorenzo cayó como visitante ante Nueva Chicago por 2 a 1. El Ciclón abrió el marcador a partir de una pelota parada. Los de Mataderos tiraron el achique, pero un defensor se durmió y habilitó a todos.

    Así, quedaron solos en el área varios jugadores azulgranas ante el arquero Vega. Jonathan Botinelli la empujó a la red y desató la protesta de los jugadores locales. El empate del Torito llegó por intermedio de Hernán Pellerano, quien definió a un palo ante la salida de Saja. En el complemento, al inicio nomás, Pellerano clavó un zapatazo terrible que entró en el ángulo derecho de Saja. Un golazo que hizo explotar a todo Mataderos. San Lorenzo buscó el empate, pero careció de claridad para llegar con peligro al arco de Nueva Chicago.