access_time 14:40
|
21 de septiembre de 2022
|
|
Boxeo

Cotón Reveco quiere la revancha: “Voy a volver a subir al ring y retirarme como yo quería”

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/16637785451291IMG_9422%20(2).jpg
Cotón Reveco va por su última batalla.

El ex campeón del mundo había anunciado su retiro en agosto tras caer por nocaut técnico en el Polimeni. Busca dar su última batalla en Malargüe para no quedarse con "el sabor amargo" de su quinta derrota profesional.

A punto de cumplirse un mes de anunciar su retiro definitivo del boxeo, Juan Carlos "Cotón" Reveco busca revancha. Sueña con que la sede de su adiós sea Malargüe, la ciudad que lo vio nacer. 

“No me quiero ir de esta forma, con una derrota, de la forma que perdí. Voy a volver a subir al ring y retirarme como yo quería: con los brazos en alto”, confió el ex campeón del mundo en diálogo con El Sol.

El 26 de agosto, en el estadio Vicente Polimeni, de Las Heras, colmado de público, el púgil malargüino dijo basta, “hasta acá llegué”, tras caer ante el boliviano Miguel Ángel Canido por nocaut técnico en el tercer round, de una contienda pactada a ocho asaltos. 

Ver también: Ante un Polimeni colmado, el Cotón Reveco anunció su retiro

Esa noche, apoyado sobre las cuerdas y con los ojos inyectados de lágrimas, decidió ponerle punto final a su prodigiosa carrera por pedido de sus hijos Nicolás (18) y Joel (12) y sus padres. 

“Hace mucho tiempo que ellos no están de acuerdo con que siga boxeando. Les cuesta verme sufriendo con las comidas, sufriendo para llegar al peso… Les cuesta verme arriba del ring”, señaló.

Sin embargo, desde ese viernes, no duerme pensando en que no debería colgar los guantes de esa manera, tan estrepitosa y sin ninguna satisfacción personal.

“Hace tiempo, una vez hablando con mi hijo mayor, me dijo que no me quedara con las ganas porque si no me iba a arrepentir. Y yo no me quiero quedar con las ganas. No me quiero quedar con este trago tan amargo”, sostuvo Cotón, y aclaró que si no consigue el resultado esperado en la revancha, al menos, se irá tranquilo sabiendo que lo dio todo durante el proceso.


“Esa noche hice todo mal”


El tres veces campeón del mundo, que tiene un récord de 41 victorias, 5 caídas y ningún empate, confesó que esta es la derrota que más le costó asumir porque no llegó al combate en condiciones óptimas.

De las cinco derrotas que tengo, cuatro por el título mundial, esta es la que más me dolió, sin lugar a dudas. Es la que más me ha marcado. Me doy manija, pienso y consulto con la almohada. La cabeza me trabaja”, dijo.

Y reconoció: “Hice todo mal. Todo lo que no tenía que hacer antes de la pelea lo hice. Me cuidé 20 días antes… Soy consciente de que tengo casi 40 años, de que no te recuperás de la misma forma”.

El deportista cumplió 39 años el 25 de agosto, días antes de estar bajo los reflectores del Polimeni en el Festival Internacional de boxeo que estuvo organizado por la Municipalidad de Las Heras en conjunto con “Chino Maidana Promotions”.

Pero las jornadas previas a enfrentarse con su rival tuvo situaciones que le jugaron una mala pasada: uno de sus sparrings le dio un golpe que lo tuvo a mal traer y sufrió insomnio hasta el día del evento. 

Sumado a esto, el día crucial se encontró el vestuario repleto de gente y no logró salir enfocado al cuadrilátero.

“Tal vez me traicionó la ansiedad, un montón de cosas… A la noche no tenía fuerza ni reacción. Ni yo a veces entiendo qué me pudo haber pasado. En el momento en que empezás la pelea, si no estás lúcido, es complicado. Después de que pasaron unos días volví a ver el encuentro y dije: ‘Loco, yo soy rápido para largar golpes…’ Estaba lento. La verdad es que me desconocí”, manifestó.


Una nueva oportunidad


Las posibilidades para una nueva contienda antes de fin de año son buenas y Reveco pretende que el epicentro sea Malargüe, pero no descarta que ocurra en el Polimeni. El estadio donde en 2007 se consagró campeón mundial minimosca por la AMB (Asociación Mundial de Boxeo) al derrotar por nocaut al tailandés Nethra Sasiprapa.

Mientras tanto, Cotón continúa sus días saliendo a trotar para calmar la ansiedad, dando clases de boxeo en el Club de Gimnasia y Esgrima de calle Gutiérrez y andando en bicicleta para movilizarse a cualquier punto. 

El auto del campeón se prendió fuego por completo el 20 de julio pasado tras sufrir un desperfecto mecánico y desde entonces el medio de transporte de dos ruedas es su aliado.

A la par, planea qué hacer con su futuro. “Sabía que todo tiene fecha de vencimiento, pero iba viviendo el día a día, yendo para adelante como un caballo. Ahora pienso en el futuro, cuando me retire quiero tener mi propio espacio, trabajar con boxeo competitivo y recreativo y armar eventos. Me gustaría ser promotor, pero es cuestión de empaparse del tema”.

Y finalizó: “Quiero ayudar a que el boxeo crezca y aportar porque me dio muchas cosas lindas”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.