BUENOS AIRES (TÉLAM). Hoy se cumplen 30 años del debut profesional de Diego Armando Maradona, el mejor futbolista de la historia. Siempre será recordada la primera jugada de Diego apenas entró al campo de juego, cuando le tiró un caño a Juan Domingo Cabrera, el volante encargado de marcarlo. Apenas con 15 años y a diez días de cumplir los 16 (nació el 30 de octubre de 1960), Diego jugó su primer encuentro en primera división el 20 de octubre de 1976, cuando su equipo, Argentinos Juniors, perdió 1 a 0 con Talleres, de Córdoba, en la cancha de Agustín García y Boyacá.

    En ese encuentro, Maradona ocupó el banco de suplentes durante el primer tiempo y, en el segundo, su entrenador de entonces, Juan Carlos Montes, decidió que remplazara a Pablo Giacobetti. El 27 de febrero del año siguiente, Maradona debutó, ya con 16 años, en el seccionado argentino dirigido por César Luis Menotti, en una goleada ante Hungría por 5 a 1. En el segundo tiempo de ese partido, Diego remplazó al delantero Leopoldo Luque. Sin embargo, en 1978 sufrió una de sus mayores decepciones al ser excluido del plantel que ganó el mundial de Argentina.