access_time 18:46
|
13 de octubre de 2009
|
|
EN EL BARRIO HIGUERITA, GUAYMALLÉN

Denunció a su marido por intentar violarla

El hombre habría fumado marihuana y visto películas pornográficas para luego agredir sexualmente a su pareja. Fue imputado.

Los investigadores sostienen que es difícil probarlo, por ese motivo, el sospechoso actualmente está imputado por el delito de coacción y no de abuso sexual. La causa se originó ayer a las 6.30, cuando una mujer concurrió a la Oficina Fiscal Nº9 de Guaymallén y denunció a su esposo porque, de acuerdo a su relato, la quiso violar luego de haber consumido cigarrillos de marihuana y ver películas pornográficas. No alcanzó a lograr su cometido porque sus dos hijos se lo impidieron. La presunta víctima, de 52 años –se reserva su identidad por tratarse de un delito de instancia privada–, aseguró a las autoridades judiciales, luego de instar la acción penal contra su esposo, que el hombre, de 49 años, intentó accederla carnalmente después de haber fumado marihuana y ver películas triple X.


     El hecho ocurrió en una casa de la calle Urquiza, en el barrio Higuerita de Guaymallén. Aparentemente, el hombre ya había tenido esta conducta sexual con su mujer anteriormente, pero nunca fue tan severa como para que ella lo denunciara. Su apetito sexual lo llevó a querer mantener relaciones no consentidas con su mujer, pero ella se lo impidió. Debido a esto, el hombre se abalanzó sobre ella y le quitó los pantalones por la fuerza. En ese momento, los hijos de la pareja, de 15 y 18 años, escucharon los gritos de su madre y fueron hasta la habitación matrimonial para ver qué era lo que estaba ocurriendo.


     Al ingresar a la pieza, los jóvenes vieron que su padre estaba intentando violar a su mujer y entonces impidieron la acción quitándolo de encima. Tras una discusión, la progenitora de los jóvenes concurrió a la dependencia judicial, donde presentó la denuncia. El hombre fue imputado por el delito de coacción. El fiscal de Guaymallén, Mauro Perasi, acusó a este sujeto por esta figura tipificada en el artículo 149 bis del Código Penal, que manifiesta: “Será reprimido con prisión o reclusión de dos a cuatro años el que hiciere uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad”.


    Como no consta –actualmente– que haya existido el intento de violación y como no es fácil probar este delito cuando existe un vínculo conyugal, por la complejidad de las pruebas directas, Perasi ha caratulado la causa como coacción. La víctima ya ha sido sometida a los estudios físicos y en las próximas horas se le realizarán los psicológicos, explicaron las fuentes de la investigación, que aseguraron que después la calificación podría cambiar, en el caso de que se hallen lesiones en la zona genital de la mujer.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.