access_time 09:17
|
15 de diciembre de 2006
|
|
COMERCIANTES DE GODOY CRUZ

Denuncian accionar irregular de policías

Uniformados ofrecerían servicios extraordinarios por el doble de lo establecido y aconsejarían a los comerciantes ?arreglar? con la barra brava de Godoy Cruz para evitar que les entren a robar

          Comerciantes de Godoy Cruz denunciaron el accionar irregular de policías, quienes ofrecerían servicios extraordinarios al doble del valor establecido por el Ministerio de Seguridad. Y si la propuesta es rechazada por los negocios, la zona quedaría liberada para que los delincuentes accionen sin inconvenientes. La trama seudomafiosa fue develada por encargados y propietarios de locales de Godoy Cruz, que se animaron a denunciar públicamente a El Sol, bajo escribano, lo que padecen de parte de policías de Godoy Cruz, a los que califican de transeros, viciosos e insaciables.


SERVICIALES.


        “Con un cuadernito bajo el brazo, cayó un policía a mi local y me ofreció servicios extraordinarios, que rechazamos.A los pocos días, entraron a robarnos a mano armada. El mismo policía cayó a los pocos días y me volvió a consultar si íbamos a contratar el servicio, a lo que le respondimos que no. Nuevamente, a los pocos días nos robaron. Ahí caímos que teníamos que transar con la cana”, destacó el comerciante bajo reserva de fuente. “Tienen un accionar mafioso donde les tenés que pagar para que te dejen trabajar y no te pase nada”, sintetizó el hombre, quien teme por su vida.


PLATA DE MÁS.


        Otro comerciante, que había padecido un robo a mano armada en su local nocturno, acudió a la policía a denunciar y a contratar servicios especiales para proteger su negocio. El servicio acordado con el comisario de una dependencia de Godoy Cruz tenía un costo de 35 pesos las cuatro horas. “Yo lo estaba pagando pero no me cerraba, así que fui al Ministerio de Seguridad y allí me dijeron que lo que se paga son 18 pesos más 4 pesos que van destinados al ministerio, por lo que quedaba en 22 pesos”, explicó el empresario, quien quedó sorprendido ante la diferencia de plata.


         “Cuando fui a la Comisaría, me explicaron que el resto era una atención por el trabajo y la molestia que se tomaban ellos para coordinar y armar el operativo para que yo tuviera el oficial de servicio”, narró el comerciante, quien se mostró muy molesto por el dinero de más que le cobraban y que siguió pagando por temor.


ODISEA.


        Contratado el “servicio”, el comerciante padeció del vicio de la policía. “La recomendación que me dio el comisario fue que le diera de comer a los muchachos, así estaban incentivados y les daba ganas de venir. Por lo que terminaba pagando la guardia, dándoles de comer y, además, pasaban móviles que se paraban y te pedían gaseosas y tostados”, detalló el empresario. Además, contó que hasta tuvo que financiar una cena de un subcomisario con su pareja, que comieron y bebieron por 80 pesos.


        Todo este accionar lo habría soportado debido a que “estás tan solo de noche que no sabes qué hacer y terminás cayendo en este círculo vicioso de mantener a la policía por temor”. “No sabes lo que es la angustia y el estrés que te genera trabajar con la policía, porque son vagos, viciosos y no sabés cómo van a reaccionar, porque muchos llegaban a realizar el servicio sin haber dormido durante más de 72 horas”, destacó el comerciante.


         Después de sus experiencias con miembros de la fuerza pública, los comerciantes prefieren no pagar un servicio policial, ya que les conviene mucho más que le entren a robar una vez cada tres meses, no sólo porque pierden menos, sino que se evitan el trato con los policías.


BICIPOLICÍAS.


        En esta dinámica también están los bicipolicías, que se organizan para sacar servicios extras que ofrecen a los comerciantes. “Cayeron una noche los bicipolicías y me dijeron que no contratara seguridad privada porque no podía disparar ni nada, y que era mucho más seguro que los contratara a ellos. Esto me lo tomé como una amenaza”, afirmó el empresario, quien confió que los bicipolicías le habían detallado cómo tenían organizadas las guardias para no fallarle nunca en el servicio.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.