Investigación
Denuncia de abuso en un boliche: la víctima “no recuerda nada”
Pese a que se lograron rescatar algunos fotogramas antes de que se robaran los videos que tomaron las cámaras de seguridad, aún no se logra avanzar para saber quién estuvo con la joven de 21 años. La víctima y testigos no aportaron características del sujeto, por lo que es posible que se produzcan nuevas declaraciones. En tanto, aseguran que son varias las denuncias de vejaciones en locales nocturnos.
14/11/2017

Bajo un extremo hermetismo, detectives continúan trabajando para intentar identificar al autor del abuso en el boliche Al Sur, en Chacras de Coria, que fue denunciado por una joven hace una semana. La tarea no es nada fácil. Es que todo el sistema de cámaras de vigilancia del local bailable fue sustraído mientras las imágenes que iban a ser analizadas se copiaban a un disco duro de la policía. Antes del robo, efectivos alcanzaron a capturar algunos fotogramas con sus celulares. Esas tomas están siendo analizadas y pueden ser clave para dar con el agresor.

Los investigadores se encontraron con una nueva traba: la víctima no consigue rememorar las características del hombre que la sometió. De ese modo, se dificulta la búsqueda a través de las pocas imágenes que están siendo analizadas minuciosamente.

Por otro lado, pesquisas señalaron a El Sol que en la Justicia se reciben con frecuencia denuncias por abusos sexuales en boliches del Gran Mendoza; pero que, tal vez, este caso tomó mayor trascendencia por las características de la violación y por ser el escenario uno de los locales nocturnos más conocidos de la noche mendocina.

Ver también: Este es el descargo de Al Sur por la denuncia de abuso

La reconstrucción

De acuerdo con la denuncia, la vejación ocurrió en el transcurso de la madrugada del domingo 5. Ese día, el popular boliche lujanino reinauguraba los patios. Era el comienzo de la temporada 2018 “bajo las estrellas”, rezaban los flyers del lugar en las redes sociales, y se esperaba gran caudal de jóvenes.

La víctima había asistido con un grupo de amigos y amigas pero, en un momento, se apartó porque conoció a un chico en el sector VIP, según información policial. Quienes la acompañaban la perdieron de vista, por lo que no alcanzaron a ver con claridad al muchacho con el que bailaba, a quien no conocían.

Instantes después, pasadas las 4.30, el grupo volvió a encontrarse con la joven, que estaba en estado de inconsciencia, pese a que no solía tomar alcohol, aseguraron. Pero el temor se apoderó de sus amigos cuando notaron que presentaba algunas manchas de sangre en su pantalón. Una vez fuera del lugar, la chica habría alcanzado a reaccionar y les contó, llorando, que había sido víctima de una violación, por lo que la trasladaron rápidamente hasta el Hospital del Carmen, en Godoy Cruz.

Allí, los médicos de guardia la asistieron y, al revisarla, constataron que presentaba lesiones compatibles con las de una vejación con acceso carnal.

Pocos datos

La víctima se presentó horas después en la Oficina Fiscal de la Comisaría 47ª. Allí brindó su primer relato sobre lo sucedido pero no logró aportar demasiados datos pues no recordaba lo sucedido durante los minutos en los que se separó de su grupo, mucho menos pudo brindar características físicas, de vestimenta o el nombre del sujeto que conoció esa noche. “No se acordaba de nada”, contó una fuente del caso. Asimismo, sus amigos tampoco pudieron brindar características del hombre denunciado.

La fiscal de Delitos Sexuales Virginia Rumbo, que lidera la pesquisa, deberá citar a la joven a declarar nuevamente para saber si el pasar de los días le permitió recordar detalles de lo ocurrido en la VIP del boliche.