access_time 23:51
|
6 de noviembre de 2006
|
|
ESTADOS UNIDOS

Demócratas y republicanos, a la caza de los indecisos

Mañana se realizarán las elecciones legislativas en EEUU. Los demócratas confían en que los soldados muertos en Irak le saquen votos a Bush

WASHINGTON (EFE). A sólo un día de unas elecciones legislativas en EEUU que definirán los dos últimos años del mandato de George W. Bush y la estrategia en Irak, demócratas y republicanos apuraban ayer las últimas oportunidades para convencer a los indecisos. Hasta la condena a muerte del ex presidente iraquí Sadam Husein (ver página 12) se convirtió en un arma de debate entre los partidos, en unas elecciones en las que, según los expertos, el descontento popular por la marcha de la guerra en el país árabe puede desempeñar un papel fundamental.

    La oposición demócrata, a la que las encuestas dan como favorita en buena parte por ese descontento, expresó su satisfacción por la sentencia, pero instaron al presidente George W. Bush a explicar a los votantes cómo piensa completar la misión en Irak. Según el líder demócrata en el Senado, Harry Reid, desde el comienzo de la guerra, en marzo del 2003, Irak “ha cambiado un dictador por el caos”. “Ninguna de esas dos opciones es aceptable, en especial cuando son nuestros soldados los que están en medio”, dijo.

    A menos de 48 horas para que se abran los colegios electorales, los pesos pesados de cada partido han multiplicado sus comparecencias en mítines y programas informativos, mientras que en algunos estados los anuncios de televisión de contenido político son tan numerosos que es difícil ver alguno simplemente comercial. Personalidades como el vicepresidente Dick Cheney, por los republicanos, o destacados senadores como Joe Biden y Barbara Boxer, por los demócratas, desfilaron por los programas de entrevistas para insistir en que sus respectivas formaciones triunfarán.

    Incluso, el presidente Bush, quien este fin de semana tenía doble celebración –el 60º cumpleaños de su esposa, Laura, y su 29º aniversario de boda–, volvía ayer tras un descanso de unas horas a la campaña electoral en Nebraska y Kansas. El objetivo es tratar de convencer a los últimos indecisos y galvanizar a las bases respectivas. Tradicionalmente, la participación en estas elecciones “de medio tiempo”, como las llaman los estadounidenses, es escasa –en torno a 40 por ciento– y, por lo tanto, mucho dependerá de qué partido movilice mejor a sus simpatizantes para que acudan a las urnas. Los dos partidos se juegan el control del Congreso, hasta ahora en manos de los republicanos.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.