access_time 19:19
|
24 de septiembre de 2009
|
|
Campeonato Argentino de Enduro

Delicattessen en el Valle de las Águilas

Las octava y novena fechas del Nacional de Enduro fueron el gran convite del fin de semana, con un menú de exquisiteces de las dos ruedas en uno de los paisajes más bellos que tiene Argentina.

El aperitivo

    Fue cortesía de la treintena, quizás más, de fanáticos del enduro y empresarios que acompañaron a Gabriel Yacopini en la organización, logística y puesta en valor de la doble fecha en el Valle de las Águila, kilómetro 1083 del corredor bioceánico, Cacheuta. El encuentro –después de seis años de ausencia de la especialidad en nuestra provincia– fue frente a la cordillera andina y expresó que cuando los mendocinos asumen responsabilidades son insuperables. El circuito, perfecto en su diseño, con los soberbios paisajes lujaninos. El escenario parecía de otro país: baños químicos, sonido en todos los sectores, con la pimienta de los relatos del Negro Ticona, carpa del buffet muy elegante, amplia, mesas vestidas, elevada calidad de los platos y atención. Las personas que distribuían los alimentos, con guantes. Precios, una hamburguesa, ocho pesos. Para imitar.

Primer plato

    Menú de primera superior. Parque cerrado,abastecimiento e ingreso al semáforo de largada, delineado con tejido plástico y el itinerario marcado con anchas cintas azules y rojas. El diseño del circuito fusionaba todos los dones de la naturaleza en la geografía andina. Pisos de tosca, arena, ripio, médanos, trepadas, cornisas, veredas serranas, ríos aluvionales, viejas sendas de animales y, para rematar de frente a los espectadores, el médano de Pablito Díaz Valentín, con la bajada de Pouso –un tobogán estrecho de unos 150 metros–, que destilaba adrenalina. Ver descender a Caimi, Giustozzi, Benavides, Bevilacqua, Polo o Carbonero ponía la piel de gallina. El trazado permitía agregar un exquisito condimento, la quinta a fondo. En el único escenario del Argentino donde es posible.

Segundo plato

    Se respetaron los horarios y las reglas de llevar la moto al punto de largada con el motor apagado y el piloto con el casco puesto. Otro punto alto, la carga de combustible. Un show vibrante, caliente, donde se jugaban los segundos. Las 119 motos que compitieron fueron un muestrario del parque argentino. No faltó ninguna marca: Honda, Suzuki, Kawasaki, Yamaha, KTM, BMW, Beta, Husqvarna, Husaberg y debutó la Aprilla 450.

El show

    En la pista estuvieron representadas Mendoza, Buenos Aires, San Juan, Tucumán, Córdoba, Jujuy, Salta, Neuquén y la República de Chile. Por ser las carreras contrarreloj y desarrollarse a campo traviesa, es imposible describirlas. Los pilotos sólo eran visibles cuando transitaban por el médano Díaz Valentín, bajada Pouso y los tres kilómetros del chipicadero. La puja se percibía vuelta a vuelta sobre la línea de largada-llegada, los trencitos o los ingresos a la recarga de varios pilotos en una baldosa. Los resultados del sábado y domingo están en las tablas que acompañan el artículo.

El postre

    La actuación de los mendocinos fue brillante. Subieron al podio Franco Caimi, Polo, Alejandro Yacopini, Ghiotti, Blanco, Dolcemáscolo, Casazza, Mazzoni, Bromberg, Fernando Cuoghi, Juan Zunino, Gonzalo González, Merino y Martín Brobobeck. Cuando falta una fecha para cerrar la temporada, Sergio Buchín se aseguró el título los Master Juniors. Entre Dolcemáscolo, Bratanich y Quiroz estará el 1-2-3 de los Masters Seniors. Bromberg y Juancito Zunino van por el subcampeonato y algo más de los Juniors A y Promocional. Franco Caimi tendrá un mano a mano con Benavides por la corona de los Seniors A.

La propina

    Los hermanos Franco y Stéfano Caimi, Benavides, Giustozzi, Calveras, Lambertucci, Carbonero, Bevilacqua, Keena, Polo, el legendario Marcelo Sánchez y el chileno Villalonga no corren, vuelan bajito. Sobre los lechos de los ríos aluvionales superaron los 100km/h. Verlos en los ingresos y salidas de las curvas y trabaditos, para admirar una y mil veces. En el tobogán del médano Díaz Valentín dejaron a los tuercas sin aliento. Es-pe-luz-nan-te.

De vuelta a casa

    Mendoza entregó a la Argentina del Enduro, quizás, la mejor presentación del calendario 2009. Fue reconocido por forasteros y lugareños. Gabriel Yacopini como organizador, sus colaboradores y los empresarios que lo acompañaron cumplieron con creces su labores. Reflexiones: 1- Los mendocinos aportaron 62 pilotos. ¿Qué nivel tendría el campeonato mendocino si todos pusieran el hombro a Coco Ruiz? 2- Nuestra provincia no sólo es la cuna de la especialidad. Tiene los mejores exponentes del país. El sábado y domingo quedó demostrado. 3- El enduro Nacional volvió a nuestro terruño después de seis años, se abrieron las puertas para ser sede en el 2010 y la doble jornada recibió un 10 felicitado en organización, presentación del escenario y espectáculo.

TEMAS:

#+Autos

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.