access_time 22:23
|
1 de marzo de 2007
|
|
POSIBLE GATILLO FÁCIL EN LA COMISARÍA 33

Declaraciones empantanan el caso Oros

El policía que le disparó a Oros dice haber efectuado dos tiros. El joven muerto tenía tres balazos. Por otro lado, un oficial dio detalles comprometedores.

    Dos declaraciones hechas en las últimas horas ante la Justicia, con relación al caso del crimen del joven Jonathan Oros (19), muerto en la Comisaría 33 del barrio San Martín el 7 de enero, aportaron más luz a un hecho en el cual las posibilidades de que se haya producido un caso de gatillo fácil van aumentando.

    Por un lado, ayer dio su versión de los hechos el único policía que está imputado en la causa, el cabo Claudio Marcelo Vaca. Sobre él pesa la carátula de homicidio agravado. Previa a esta presentación fue, el martes ante el fiscal especial Luis Correa Llano, la del oficial inspector Manuel Gutiérrez, quien el 7 de enero estaba como coordinador operativo de Capital.

    Pero el rol principal de este efectivo durante esa jornada fue el de encargado del procedimiento en la dependencia policial en la cual ocurrieron los hechos. De la ampliación indagatoria de Vaca se desprende un par de circunstancias poco claras. El policía indicó que el primer tiro que le dio a Oros fue producto de un accidente.

    Aseguró que el arma se le disparó cuando el joven, quien habría entrado disparando a la comisaría, estaba siendo reducido por el policía Moyano y le apuntó a Vaca. Luego, en el momento en que forcejeaban Oros y los dos efectivos que querían neutralizarlo, se habría producido otro disparo debido a un tropiezo de Vaca. Recordemos que en el cuerpo de Oros fueron hallados tres disparos hechos con una pistola 9mm.

    Uno de ellos impactó en un tobillo, otro en la ingle y el tercero en el tórax. Es decir, hay un balazo que no aparece en la declaración realizada por Vaca. Los otros acontecimientos relatados por el uniformado, quien sería el responsable de dar muerte a Oros, vuelven a centrase en una serie de acciones en las cuales los efectivos que estaban de guardia en la Comisaría 33 habrían actuando en defensa propia ante un supuesto ataque hecho por Oros.

    Si bien la declaración de Vaca es importante para que Correa Llano pueda profundizar la investigación, el testimonio del policía Gutiérrez parece haber aportado algunos datos que complicarían la situación de quienes participaron en este caso.

    Quien estaba como jefe operativo de Capital esa mañana de domingo le dijo al fiscal que, cuando llegó a la dependencia policial, Oros estaba en el piso, boca arriba, con las manos esposadas en la espalda, sangre en la cara y una herida en el tórax. Gutiérrez precisó que, tras su llegada a la dependencia del barrio San Martín, se encontraba presente el jefe de la dependencia, el subcomisario Becerra.

    Ante la inacción del responsable del lugar, él dio orden a los demás policías que estaban presentes de que no tocaran nada de donde se había producido el hecho. Esto, en referencia a lo fundamental en un procedimiento de mantener intacto el sitio para que las autoridades judiciales investiguen lo sucedido.

    Además, en otro de los tramos del relato de Gutiérrez, el efectivo detalla cómo fue la comunicación hecha entre la oficial a cargo de la comisaría y el Comando Radioeléctrico, relato escuchado por este policía mientras iba en un móvil hacia la Comisaría 33. En esa charla nunca se dijo que alguien había entrado disparando a la dependencia, tal como afirma la versión policial.

    Es decir, no se informaba lo que luego se presentó como la excusa para indicar que los policías actuaron en defensa propia. Esta situación ha sido, desde el comienzo, el principal argumento de los policías que estaban de guardia en la dependencia del barrio San Martín.

    También, según las palabras de Gutiérrez, queda claro que desde el primer llamado hecho desde la comisaría al Comando Radioeléctrico, pasaron varios minutos hasta que alguien finalmente respondió la comunicación oficial desde la jefatura de Comunicaciones.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.