access_time 18:53
|
30 de noviembre de 2006
|
|
MUNDIAL DE VÓLEIBOL JAPÓN 2006

Decepción y triste despedida

Argentina, que ya no podía cumplir su primer objetivo de quedar entre los ocho primeros, tampoco peleará por el noveno lugar porque perdió ante Canadá y quedó eliminada

        El seleccionado argentino masculino de vóleibol se despidió ayer a la madrugada del campeonato mundial de Japón, al sufrir una derrota ante Canadá por 3 a 2, tras resignar una ventaja de dos sets. Argentina clausuró su campaña en el Mundial con una actuación irregular y sumó su tercera derrota en el grupo E de la segunda fase con parciales de 25-19, 25-18, 21-25, 20-25 y 13-15. “Se terminó un campeonato muy duro. Los resultados lo ponen a uno en el lugar real”, reflexionó el entrenador argentino, Jon Uriarte, luego de quedar fuera de la serie por los puestos entre el noveno y el duodécimo.


       Argentina, que encaró el Mundial con un plantel renovado y con la expectativa de terminar entre los ocho primeros, cerró su campaña muy lejos, con más derrotas de las esperadas y ubicado a notable distancia de la elite mundial. El retroceso del equipo nacional (ubicado sexto en el 2002) se consuma en un momento de cambio para el plantel, que despidió ayer a su líbero, Pablo Meana.


         Ante Canadá, Argentina exhibió una actitud agresiva en el comienzo y, con una ofensiva variada y capacidad para aprovechar los errores del rival, sacó ventaja en el arranque (20-12). Tras algunos vaivenes en el momento de la definición, el equipo orientado por Uriarte, con el el aporte en ataque de Marcos Milinkovic (cinco puntos en el primer parcial y 25 en total), cerró el segmento inicial por 25 a 19. Canadá ensayó variantes en la formación para provocar una reacción, pero el conjunto albiceleste, con una buena defensa, contuvo los ataques que superaron el bloqueo argentino.


        Argentina mantuvo la regularidad en todos los aspectos del juego y con el apoyo de Gastón Giani y Gustavo Scholtis a Milinkovic, se adjudicó el segundo set por 25 a 18. Canadá recuperó protagonismo con un servicio más agresivo (que castigó a la recepción argentina) y con los ataques por la punta de Fred Winters. Con clara supremacía en el desenlace del parcial, el equipo norteamericano ganó 25 a 21. Argentina sufrió un bajón anímico y perdió estabilidad en el juego.



       Canadá, con la ofensiva de Winters y Brinkman y porcentajes muy altos de ataque, llevó el partido hasta el tie-break con una ventaja en el cuarto parcial de 25 a 20. En el set decisivo, Argentina no encontró respuestas para salir de su estado mental y terminó por entregar un partido que tenía controlado. Fue un corolario doloroso para una campaña asociada a la decepción.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.