access_time 07:36
|
20 de noviembre de 2020
|
|
Editorial

Debían defender a los chicos y miraron para otro lado

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1605631342057clases%20presenciales%20pandemia.jpg

Cuando las urgencias terminen, cuando se apacigüen los ánimos y aquellos que creen que la política argentina es una guerra cultural que hay que ganar como sea, tal vez, se pueda hacer un análisis crítico de lo que dejará la etapa signada por la pandemia de COVID. Y, a partir de allí, sacar conclusiones sobre las medidas que tomó el Gobierno. Un balance con datos reales, sin subjetivaciones ni militancia fanática que es capaz de justificar, incluso, atrocidades.

Justamente, este último punto incluye la decisión –injustificada a esta altura– de mantener las escuelas cerradas y de negarles a los millones de niños, niñas y adolescentes la posibilidad de seguir el ciclo lectivo en las aulas, de manera presencial.

La enseñanza a través de la virtualidad ha sido apenas una reacción en una contingencia que exigía un recurso de estas características. Pero, por más empeño de docentes, padres y alumnos, no logró remplazar el valor del contacto diario.

Lo llamativo es el silencio que mantuvo, por ejemplo, la filial argentina de Unicef frente a este panorama. Tuvo un rol activo cuando Alberto Fernández “permitió” que los chicos tomaran sol en plazas y parques. Hubo comunicados y agradecimientos en las redes sociales, pero, la posición ante la negativa de volver a clases fue neutra; más bien tibia.

Unicef Argentina, por caso, ignoró la última investigación que se publicó a nivel mundial que habla de la necesidad imperiosa de la reapertura de las escuelas. Ese informe hace hincapié en la cantidad de chicos que, como consecuencia de la pandemia y de las medidas de aislamiento, cayeron en la pobreza y se desconectaron totalmente del sistema educativo.

Entonces, queda la duda si, en algo tan inmaculado como debe ser la defensa de los derechos de los niños, la militancia política también metió la cola.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.