access_time 20:55
|
20 de julio de 2006
|
CHILE Y BOLIVIA

De regreso a las negociaciones

Ambos países firmaron un acuerdo en el que se incluyó en la agenda de diálogo el pedido de Bolivia de contar con una salida al mar

         Después de décadas de desencuentros, Chile y Bolivia intentan superar las discrepancias generadas por la aspiración del segundo país de recuperar el acceso al océano Pacífico, que perdió en una guerra a fines del siglo XIX. El acuerdo alcanzado entre ambos en La Paz, para incluir la demanda marítima de Bolivia en la agenda de trabajo bilateral, abre el camino para una reanudación de las negociaciones, interrumpidas hace casi tres décadas, con el fin de dejar atrás un conflicto que comenzó hace 128 años.


         A pesar del Tratado de Paz y Amistad de 1904, la cronología de las difíciles relaciones entre Chile y Bolivia ha transitado la mayoría de las veces por caminos tortuosos. En 1895, Chile le ofreció a Bolivia la ciudad portuaria de Arica, perdida por Perú en la Guerra del Pacífico (1879- 1883), en la que los peruanos combatieron como aliados de los bolivianos.


        La cesión no se concretó, pues estaba condicionada a un plebiscito que nunca se realizó. En tanto, en 1950 hubo gestiones para otorgar a Bolivia una salida directa al mar a través de Antofagasta, propuesta que fracasó a causa de la oposición interna que generó en ambos países. Doce años después, en 1962, Bolivia rompió relaciones diplomáticas con Chile a raíz de un conflicto por la utilización chilena de las aguas del río Lauca. Ese mismo año, Bolivia llevó, por primera vez, el tema de su enclaustramiento a las Naciones Unidas, sin resultados.


       El 18 de febrero de 1975, los entonces dictadores de Chile,Augusto Pinochet, y de Bolivia, Hugo Banzer, se comprometieron a buscar fórmulas de solución del conflicto, con cesión de soberanía incluida por primera vez. Ambos países restablecieron las relaciones y Pinochet ofreció a Banzer un corredor al norte de Arica, cesión que condicionó a un canje territorial que inicialmente el presidente boliviano aceptó y que debía contar con la aprobación de Perú, como exige el tratado de 1929, que fijó los límites entre Chile y este segundo país.


       Perú propuso, además del corredor, el establecimiento de un área territorial bajo soberanía compartida entre los tres países, propuesta que Chile rechazó. Las negociaciones entraron en un punto muerto y, en 1978, Bolivia volvió a romper las relaciones diplomáticas con Chile. Actualmente, los lazos diplomáticos se circunscriben a los consulares. A partir de los años noventa, cuando Chile recobró la democracia tras 17 años de dictadura, las relaciones entre los dos países mejoraron, especialmente en el área económica, con un Acuerdo de Complementación Económica (ACE) suscrito en 1995.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.