access_time 17:01
|
7 de junio de 2018
|
La belleza de lo imperfecto

¿De qué se trata la tendencia Wabi-Sabi?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1528400567491decoracion-wabi-sabi-1200.jpg

Celebrar la belleza del paso de los años y sus imperfecciones son los pilares de esta corriente que irrumpe en Occidente para llegar a nuestros hogares.

Luego de que hicieran furor el arte de ordenar -de la mano del libro de Marie Kondo-, o el boom por los conceptos escandinavos de Hygge y Lagom, la nueva tendencia de estilo de vida y decoración que acapara la atencipin de Occidente tiene un nombre muy oriental: el Wabi-Sabi.

A falta de una traducción exacta de este término japonés, esta corriente estética y filosofía basada en el budismo zen se puede resumir en las nociones de que se puede encontrar belleza en la imperfección, aceptando la simplicidad de la naturaleza y sus ciclos. 

A través del uso de madera, objetos de cerámica, telas en lino, lana y algodón, además de artesanías marcadas por el tiempo y piezas antiguas con imperfecciones, el Wabi-Sabi puede entrar en el hogar para atesorar las ideas de que "nada es perfecto, nada es permanente y que nada es completo", intrínsecamente asociadas a la esencia más pura de este arte japonés.

Los interiores de Wabi-Sabi tienden a estar apagados, con luz tenue y en penumbra, dando a las habitaciones una sensación envolvente.

El concepto juega con la ambigüedad y comporta distintas significaciones. La raíz “wa” hace referencia a la paz, la armonía, el equilibrio y la tranquilidad. Denota características como la quietud, la soledad, la frescura y las personas wabi, en la cultura japonesa, son conocidas por ser humildes, en sintonía con la naturaleza y no materialistas. Mientras que “sabi” se vincula a la serenidad que aflora con el paso del tiempo y la progresión natural.

¿Cómo emplear el estilo Wabi-Sabi en los hogares?

Como en todo sector, cada cierto tiempo aparecen tendencias que implican novedad e innovación. En el caso de la decoración, una de las más recientes es esta corriente estética que en Occidente está conquistando paulatinamente. Para integrar esta filosofía y reflejarla en el hogar, hay que tener en cuenta que los materiales que utilicemos deben ser naturales- como la madera y la piedra-, los objetos imperfectos y las telas en colores claros.

Marcas de desgate y grietas en la cerámica, piezas antiguas heredadas de familiares, fundas y manteles de algodón gris, crudo o blanco, o fotos en color sepia, son algunos ejemplos de las huellas en una casa wabi-sabi.

Así, la manera más sencilla de incorporar la tendencia Wabi-Sabi es a traves de objetos y textiles únicos que destaquen y contrasten con los demás materiales del espacio.

Objetos tocados por el tiempo, muebles cómodos y funcionales e interiores de luz tenue son los elementos esenciales de esta filosofía que busca celebrar la belleza del agrietamiento, la imperfección, la modestia y la naturaleza.

En términos estéticos, el Wabi-Sabi en la decoración del hogar inspira un minimalismo que celebra lo humano en lugar de la máquina. Las posesiones se reducen y se reducen, hasta que sólo quedan aquellas que “son necesarias para su utilidad o belleza (e idealmente ambas)”, señalan expertos en la aplicación de esta tendencia.

Los objetos que conservan el espíritu, el corazón y hasta las manos de sus creadores, como la silla que hizo hace décadas un abuelo con sus manos, la pieza de cerámica que moldeó alguna vez el hijo mayor de la familia cuando tenía seis años, fotos antiguas en tonos sepia o pequeñas hormas viejas de zapatos de bebé.

Como verás, la estética Wabi- Sabi es sobria y aústera pero se entrelaza con la belleza de lo imperfecto y la evidente marca del tiempo. Este estilo es sin duda, ¡una belleza para disfrutar!

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.